Tres empresas acaban de obtener los primeros certificados del sello «Instalador de Biomasa Certificado iBc» impulsado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM) y el Instituto de la Construcción de Castilla y León (ICCL) como entidad auditora de certificación.

 

El presidente de Avebiom, Javier Díaz, entregó los certificados el pasado 15 de julio a los representantes de CALORDOM, GEBIO y ERBI, las tres primeras empresas en obtener el reconocimiento.

Desarrollado por AVEBIOM, la certificación pretende respaldar y hacer visibles a las empresas que ejecutan de forma profesional la instalación, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones térmicas de biomasa.

“El objetivo es ofrecer al cliente garantías de calidad y control de las instalaciones”, según Javier Díaz.

Felipe Romero, director técnico del Área de certificación del ICCL destaca que el sello ofrece al instalador “una garantía de diferenciación y la posibilidad de avanzar en su profesionalización, sobre todo en la forma de prestar el servicio al cliente”.

“Un usuario satisfecho animará a otros, promoviendo nuevas instalaciones; y eso es lo que interesa al sector”, puntualiza Juan Jesús Ramos, responsable del certificado IBC en AVEBIOM.

Empresas comprometidas

En el mes de mayo se hizo oficial de manera pública la puesta en marcha del proceso certificador. En el acto, celebrado en la sede del IDAE, estuvieron presentes 3 empresas, dos de las cuales acaban de recibir el sello. Otras dos empresas se encuentran actualmente en fase de certificación.

David Modroño, gerente de Biomaser; Antonio Benavides, socio fundador de Gebio; y Juan Cabello, director general de Calordom.

Según JUAN CABELLO, director general de Calordom, la biomasa requiere un reconocimiento más allá de lo que contempla el RITE. En su opinión, “el sello tendrá la implantación en el mercado que las propias empresas sepamos trasladar”.
ANTONIO BENAVIDES, socio fundador de Gebio, cree que “al principio costará, como ocurrió con el pellet, pero, de igual manera, llegará un momento en el que todo el que quiera entrar en el sector tendrá que adoptar la certificación”.
Para DAVID MODROÑO, gerente de Biomaser, “la certificación ayudará a las empresas diferenciarse y también a mejorar en su día a día”.

.

Las empresas certificadas formarán parte de un registro al alcance de los usuarios, que podrán expresar su satisfacción con los servicios prestados por las empresas instaladoras mediante un sistema de evaluación directo.

Empresas

CALORDOM. Grupo empresarial de origen familiar, con más de 80 años de experiencia como proveedores de servicios energéticos. Lleva 30 años trabajando en materia ambiental y es pionera en la implantación de energías renovables en España y especialmente en la Comunidad de Madrid. Suministra hueso de aceituna a más de 20.000 familias madrileñas, lo que supone más del 80% de los usuarios finales de la compañía. www.calordom.es

GEBIO. Es una ESE integrada verticalmente con medios propios para producción, distribución, ingeniería, instalación y mantenimiento de sus instalaciones. Habilitada en el Programa Biomcasa del IDAE, en la actualidad gestiona más de 80 instalaciones de España y Portugal, con servicio propio de telegestión y mantenimiento. www.gebio.es

CALOR ERBI. Empresa de Servicios Energéticos (ESE) acreditada por el IDAE. Tiene su sede en Ponferrada (León) y opera en Castilla y León, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid. Da cobertura a más de 300 instalaciones, principalmente de medios y grandes usuarios y también es distribuidora de pellet ENplus®. www.calorerbi.eu

BIOMASER. Empresa que diseña, instala y comercializa sistemas de biomasa y energías renovables, con sede en Benavente (Zamora). Opera sobre todo en la Comunidad de Castilla y León, donde distribuye pellet ENplus A1 Ecofogo. Gestiona más de 1.000 equipos, la mayoría de carácter doméstico. www.biomaser.es

BIOLOXA. ESE acreditada por el IDAE que desempeña su actividad desde 2015 en Andalucía y Extremadura. Da cobertura en modalidad de gestión energética integral a pequeños y medios usuarios y trata de promover redes de calor en municipios pequeños con masa forestal cercana o restos agrícolas. www.bioloxa.es

 

A finales de 2018 funcionaban en España casi 300.000 instalaciones de biomasa para uso térmico. La mayor parte son equipos de pequeña potencia, estufas y calderas de menos de 50 kW para calefacción doméstica.

Según estimaciones del Observatorio Nacional de Biomasa que gestiona AVEBIOM desde 2009, una cuarta parte de las 30.000 empresas capacitadas para realizar instalaciones térmicas en edificios han instalado equipos de biomasa alguna vez. El universo de empresas a los que se dirige la certificación es amplio y la tendencia es que siga aumentando el número

Más información en www.avebiom.org y www.iccl.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados