La ingeniería española Imasa presenta su tecnología de ciclo higroscópico (HCT) para refrigerar centrales de biomasa a la convocatoria 2019 de los premios a la innovación de Expobiomasa.

La tecnología HCT optimiza la condensación del vapor de salida de la turbina sustituyendo el condensador convencional por un absorbedor de vapor que utiliza una disolución de compuestos higroscópicos que incrementan la temperatura de condensación para la misma presión.

Esto permite utilizar aerorrefrigeradores para evacuar la energía de condensación en vez de torres de refrigeración o aerocondensadores, eliminando la necesidad de agua de refrigeración y reduciendo el autoconsumo de electricidad.

La eliminación del uso de agua de refrigeración aumenta la producción en MWh/año sin penalizar el rendimiento, superior al de los ciclos Rankine.

Dos centrales de biomasa con HTC

Dos centrales de biomasa propiedad de Oleícola El Teja, una de 12,5 MWe en Palenciana y otra de 25 MWe en Baena, han mejorado su rendimiento y reducido el consumo de agua gracias a la implantación de esta tecnologíab. Han logrado:

Aumentar la eficiencia eléctrica en un 2,5%.
Reducir de forma significativa los autoconsumos anuales y los picos máximos.
Disponibilidad a plena carga todo el año con independencia de la temperatura ambiente.
• Eliminar totalmente los requerimientos de agua de refrigeración, penachos y problemas de Legionella.
Reducir el impacto acústico y visual.

Además de la aplicación en centrales eléctricas con biomasa, HCT se puede instalar junto con cualquier otra tecnología de generación que emplee turbina a condensación.

También en ciclos combinados, procesos de condensación industrial y de secado industrial, o en instalaciones con recuperación de agua para eliminar el penacho de vapor.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados