Ion Bautista es Environmental Systems Manager en la compañía AAF International. En esta entrevista presenta las tecnologías de control de emisiones a la atmósfera que ofrece la empresa.


¿Cómo garantizar que las emisiones de los sistemas de calefacción con biomasa cumplen y permanecen de manera significativa por debajo de cualquier límite local, nacional o europeo?

Actualmente, las últimas tecnologías disponibles en filtración y tratamiento de gases garantizan un nivel de emisiones dentro de los límites de la regulación, tanto en sistemas de calefacción como en entornos industriales.

Si bien es cierto que un adecuado combustible puede contribuir a mejorar los niveles de emisiones, la filtración y el tratamiento de gases representan, más allá de una mejora, una garantía a la hora de cumplir con el marco regulatorio actual.

El actual estado del arte permite tratar, por un lado, las emisiones de particulas en estas instalaciones y, por otro, las de los gases (SO2, NOx…).

Se trata, por tanto, de una actuación sobre el conjunto de elementos potencialmente contaminantes que nos permite asegurar un nivel de emisiones de acuerdo a la normativa vigente.

En este sentido, desde AAF International aunamos el uso de las últimas técnicas y tecnologías disponibles con una extensa experiencia en la aplicación de las mismas, lo que nos ha permitido ofrecer siempre la solución más eficiente a las necesidades de control de emisiones de numerosas industrias.

No obstante, las líneas de investigación que tenemos activas persiguen incrementar aún más la optimización de estas instalaciones en términos energéticos a través de mejoras como la disminución del consumo de aire comprimido necesario, la optimización del uso de aditivos, etc.

¿Está de acuerdo con los límites establecidos en las normativas europea y española para los equipos de biomasa?

Desde AAF International nos mantenemos fieles al que viene siendo nuestro slogan desde hace casi 100 años: Better Air is Our Business.

Abogamos por contribuir a generar un aire más limpio que permita salvaguardar nuestro medio ambiente, garantizar la salud de las personas y proporcionar el mejor entorno de trabajo a los trabajadores que operan en ambientes potencialmente contaminados.

Este nivel de compromiso nos lleva no sólo a cumplir con las exigencias marcadas por la Administración sino además a tratar de ofrecer resultados de emisiones por debajo de dichos límites.

Nuestros esfuerzos en I+D+i van enfocados, precisamente, a conseguir el objetivo de llegar a poder asegurar algún día “emisiones 0” con nuestra tecnología de filtración.

Para ello, no perdemos el foco de los niveles definidos en la actualidad y continuamos trabajando en desarrollos que proporcionen notables mejoras sobre los mismos.

¿Qué piensa usted que influye más en la cantidad y tipo de emisiones: la biomasa utilizada, el equipo de combustión o el mantenimiento?

Somos conscientes de que la biomasa utilizada y el equipo de combustión son elementos clave a tal efecto. Desde AAF, como expertos en filtración y tratamiento de los gases provenientes de la caldera, aseguramos que un sistema de captación correctamente dimensionado, diseñado y ejecutado asegurará en todos los casos que las emisiones estén por debajo del límite.

En cualquier caso, y aunque cada vez se toma más conciencia de la importancia de contar con un sistema de captación convenientemente implementado, no podemos olvidar que el mantenimiento es una operativa esencial en este tipo de instalaciones.

Cualquier deterioro del sistema podría modificar sus condiciones de funcionamiento y hacerla inoperativa en términos de protección contra la contaminación.

Contar con un servicio de mantenimiento de especializado y de alto nivel, que contemple los escenarios no sólo correctivo sino también preventivo y predictivo, y que actúe sobre el conjunto de la instalación (no sólo sobre el filtro en sí mismo) contribuirá a prolongar la vida útil de los sistemas y, con ello, su plena operatividad y rendimiento.

¿Qué tecnologías para reducir emisiones existen en el mercado? ¿Cuál o cuáles son las que tienen mejor aplicación en el ámbito doméstico-urbano?

Históricamente, el foco de actuación de AAF International ha sido el diseño e ingeniería de equipos e instalaciones de filtración para el entorno industrial.

Expertos en la aplicación de la tecnología y teniendo en cuenta nuestro ámbito de actuación, en la industria de la biomasa identificamos dos itinerarios esenciales de intervención:

FILTRACIÓN DE PARTÍCULAS POR VÍA SECA

A pesar de que contamos con experiencia en el empleo de la vía húmeda como tecnología de filtración, consideramos que, dados los procesos propios de la combustión de biomasa, la vía seca es la única técnica aplicable con plenas garantías.

Cada instalación de filtración ha de ser, en cualquier caso, configurada en base a sus condiciones específicas de operación, atendiendo a cuestiones como la temperatura, la humedad existente en el ambiente, etc.

Esto nos ayudará a determinar el material filtrante pero también la tipología de limpieza idónea (Online, Semi Offline, Offline) e incluso la utilización de elementos auxiliares (traceado de tolvas, golpeadores o vibradores, calorifugado, etc…) que completarán el sistema a fin de poder garantizar un funcionamiento óptimo a pleno rendimiento y durante el máximo período posible de la instalación de filtración.

FILTRACIÓN DE GASES CONTAMINANTES

Dependiendo de la composición de gases provenientes de la combustión en la caldera (SO2, NOX…), la inyección de aditivos aguas arriba de la filtración por vía seca garantizará la emisión de gases contaminantes por debajo de los límites establecidos.

A tal efecto, tanto el sistema de inyección como el correcto dimensionamiento de la cantidad de aditivo a inyectar serán elementos capitales de cara a optimizar dicho consumo.

Paralelamente, la instalación se completa con elementos auxiliares tales como silos de almacenamiento, transporte de aditivos, gestión de los residuos…

En instalaciones de 1 a 10 MW y de 10 a 50 MW ¿qué tecnologías de reducción de emisiones están disponibles? ¿cuáles son las más empleadas?, ¿y la más eficaz?

Nuestro expertise se apalanca en el empleo de tecnología de filtración por vía seca. Los buenos resultados de los numeros proyectos desarrollados con esta base tecnológica nos avalan y nos animan a seguir investigando y potenciando esta línea de actuación para el entorno de la biomasa.

En ambos escenarios de aplicación, tanto de 1 a 10 MW y de 10 a 50 MW, contemplamos la inyección de aditivos si la emisión de contaminantes lo requiere, preseleccionando además en todos los casos la tipología y tamaño de mangas así como el tejido filtrante en función de las condiciones de operación.

En cualquier caso, es esencial conocer de primera mano las características de la instalación, pues cómo sea ésta determinará el punto en el que realizar la inyección del aditivo que garantice la efectividad de la mezcla / reacción a la hora de tratar los gases contaminantes.

Todo, incluso el aditivo a emplear, ha de ser seleccionado caso a caso en base a los condicionantes de la instalación.

Desde AAF International, sin embargo, desaconsejamos el empleo de electrofiltros por diversos motivos, entre los que destacamos una menor garantía en la eficacia para controlar las emisiones, así como un mayor coste en el mantenimiento de los sistemas.

¿Fabrican sistemas de reducción de emisiones para el sector doméstico?

Como hemos mencionado anteriormente, la trayectoria de AAF se ha focalizado en la búsqueda de mejoras en la calidad del aire generado a partir de distintos procesos industriales.

No obstante, nuestro compromiso con el objetivo de eliminar los contaminantes del aire está guiando nuestros esfuerzos de investigación y desarrollo hacia nuevos entornos de aplicación a través de la creación de nuevos equipos que también puedan ofrecer una respuesta a necesidades de menor envergadura como las del entorno doméstico.

···

¿Puede explicar brevemente en qué consiste su tecnología o tecnologías para reducir emisiones?

El principio en el que se basa el funcionamiento de nuestros equipos de filtración es sencillo en cuanto a su definición. Su complejidad viene determinada por la precisión a la hora de adecuar el sistema a las necesidades específicas de la instalación de manera que el resultado sea siempre el de un aire limpio, independientemente del tipo de caldera, ubicación, tamaño de la misma o función.

En pocas palablas, y de forma muy escueta, nuestra tecnología interviene en el punto previo a la salida a la atmósfera del aire proveniente de una caldera de biomasa.

Se trata, normalmente, de un aire con una carga variable de partículas contaminantes, siendo el filtro el encargado de depurarlo y asegurar que el aire expulsado se encuentre libre de polvo.

1.-Como hemos mencionado anteriormente, dadas las condiciones de la combustión de biomasa, en AAF International aplicamos sistemas de captación por vía seca, generalmente basados en el empleo de mangas.

Cuando el gas proveniente de la caldera pasa a través de estas mangas, el polvo queda adherido a las mismas, liberando un aire limpio de contaminantes.

Teniendo en cuenta el papel que juegan las mangas en este proceso, es esencial asegurar su continua limpieza, pues solo así podrán seguir capturando polvo en el tejido polyester que las conforma.

Para ello, la instalación de filtración incorpora un sistema de limpieza por aire comprimido de bajo consumo que, mediante sacudidas constantes y regulares, libera el polvo retenido en las mangas, decantándolo a una tolva que recoge toda la carga filtrada.

El sistema de descarga (válvula alveolar, tornillo sinfín o transporte neumático) es el encargado, por su parte, de evacuar el polvo del filtro.

2.-Por lo que respecta a la captación de gases contaminantes, ésta se consigue mediante la inyección de ciertos aditivos, que se determinarán en función de la composición del gas contaminante a tratar y controlando siempre que la mezcla/reacción del aditivo se realiza de forma correcta.

En ocasiones y dependiendo de la instalación, será necesaria, adicionalmente, la inclusión de un reactor que asegure dicha reacción.

Se trata, por tanto, de un principio muy básico en lo que al concepto se refiere.

La complejidad y lo que determina por tanto la garantía del proceso de filtración viene dada por un correcto dimensionamiento del sistema, de manera que la configuración resultante opere a pleno rendimiento sin caídas de funcionamiento ni paradas no necesarias.

La ingeniería se convierte por tanto en una fase clave del proyecto, especialmente en el entorno industrial, donde los caudales a filtrar son elevados y donde cualquier desviación puede ocasionar una emisión potencialmente contaminante y unos gastos de operación indeseados

La experiencia en las fases de definición, cálculo y planificación son, por tanto claves en un proyecto de estas características.

Igualmente, contar con garantías en la ejecución tanto en la fase de instalación del sistema en general como en el proceso de fabricación de los equipos de filtración en particular, es una cuestión de primer orden.


Sobre AAF International

Las características del proceso y estándares de fabricación de AAF International han convertido a nuestra compañía en un proveedor de referencia en el mercado de la filtración.

Una fábrica local propia, desde la que se diseñan y fabrican todas las unidades de filtración que conformarán la instalación final, nos proporciona un control en primera persona de toda la cadena de valor del proyecto.

La aplicación, por otro lado, de técnicas de Lean Manufacturing que nos permiten optimizar los procesos, minimizar fallos y reducir tiempos de entrega convenientemente combinadas con innovadoras herramientas de fabricación (robot de soldadura, cabina de pintura propia, etc.) nos posibilitan incrementar el valor añadido que entregamos a nuestros clientes.

Nuestra apuesta por mantener la operatividad del filtro a lo largo de la vida de la instalación es otra de nuestras señas de identidad y otro ejemplo del peso que entendemos ha de tener el servicio proporcionado.

La tecnología es nuevamente en este punto un claro facilitador, que, mediante aplicaciones como la telegestión de la instalación y otras innovadoras técnicas, nos posibilita ofrecer un mantenimiento de primer nivel con el que prolongar el ciclo de nuestras instalaciones.

Más información en www.aafintl.com 

 

Publicado en Bioenergy International BIE 42 – enero 2019

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados