Se inaugura la red de calor con biomasa en el complejo asistencial Fuentes Blancas para dar energía térmica y ACS a una residencia para personas con necesidades especiales y un colegio gestionados por la Diputación de Burgos.

La red da servicio a edificios asistenciales, por lo que es necesario asegurar con total certidumbre el suministro de energía durante las 24 horas del día, los 365 días del año. Esta necesidad ha condicionado varias decisiones de diseño y operación, como mantener las instalaciones de gas que abastecen a cada edificio en la actualidad por si son necesarias en caso de picos de demanda extraordinarios o de una eventual avería de la caldera de biomasa.

La nueva red de calor está conectada también a una instalación solar existente que hasta la fecha abastecía toda el agua caliente sanitaria de una de las residencias.

La sala de calderas y el silo de biomasa se gestionan completamente de forma automática, sin necesidad de presencia continua de ninguna persona.

consejero CyL p_miniJuan Carlos Suárez-Quiñones, Consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, visitó la nueva instalación el pasado 28 de mayo y aseguró que podrían llegar a conectarse los centros del complejo pertenecientes a la Junta.

 

Datos técnicos

Caldera Compte “Compact Evolution”: 1.800 kW
Depósito de inercia: 30.000 litros
Red de tuberías preaisladas Isoplus: 2 km
Energía producida: 3,15 GWh/año
Consumo de biomasa: 2.475 ton/año
Sistema de alimentación a caldera: redler con empujadores
La instalación podría admitir nuevos consumidores en el futuro.

Inversión: 907.500 €
Reducción de emisiones: 737 tCO2/año
Ahorro económico: 3% anual

Dosificación de la biomasa

Por otra parte, el silo de biomasa se ha dotado con un sistema Toploader para el manejo y dosificación automáticos de la astilla.

El sistema fue elegido en lugar del más clásico agitador de fondo en el silo y sinfín de alimentación enterrado porque permite la descarga de dos camiones de 20 toneladas a la vez, lo que confiere autonomía de consumo para todo el fin de semana.

Toploader se encarga de alimentar de forma automática la biomasa al redler que llega a caldera gracias a una traílla móvil superior que mantiene el biocombustible en un mismo nivel, aprovechando mejor el espacio de almacenamiento disponible que otros sistemas y facilitando la dosificación exacta de acuerdo a la demanda de caldera y sin necesidad de presencia humana.

La experiencia de Somacyl

La empresa pública Somacyl gestiona en la actualidad 25 instalaciones de biomasa, entre las que se encuentran esta red de calor y la red del polígono industrial de Villalonquejar

Fuentes Blancas red de calor LUIS p_miniEl ingeniero Luis Sánchez comparte algunas experiencias: asegura que en no pocas ocasiones han encontrado calderas de gasóleo de potencia sobredimensionada para dar servicio en los arranques en edificios terciarios -colegios, centros de salud, etc-., que han sido sustituidas sin problema por calderas de biomasa de inferior potencia gracias a un simple adelanto en la hora de arranque para llevar la instalación a régimen antes de su apertura al público.

En una red de calor resulta más eficiente no apagar la caldera durante la noche, de manera que el arranque de la calefacción por la mañana requiere menos energía y mejora así el rendimiento global de la instalación.

En la instalación de Fuentes Blancas se ha aprovechado la apertura de las zanjas de la red para introducir otras infraestructuras como electricidad y fibra.

Otro punto al que se presta mucha atención es la topografía: el trazado y alzado de la red se diseñan para salvar puntos altos y evitar que aparezcan bolsas de aire en el interior de las tuberías. Se colocan arquetas en cada cruce con otras infraestructuras lineales existentes, como gas, electricidad, etc

Proceso de adjudicación y operación

En un proceso habitual, Somacyl realiza el estudio previo que presenta al cliente –organismos públicos-. Si el cliente aprueba la propuesta, la empresa pública encarga el proyecto base de la licitación de obra a una ingeniería.

En el caso de Fuentes Blancas la adjudicataria ha sido la UTE EulenForesa con un presupuesto de 650.000 euros. Esta empresa también se encargará del mantenimiento y explotación de la red de calor durante los 15 años que dura el convenio firmado entre Somacyl y la Diputación de Burgos.

Somacyl requiere informes mensuales a la empresa encargada del mantenimiento. Luis Sánchez subraya que la limpieza de la caldera de biomasa y equipos relacionados es fundamental para mantener el rendimiento de la instalación y evitar quejas por parte del cliente. “Si se hace lo que recomienda el fabricante, funcionará sin problemas”.

 

Publicado en BIE 38 – Invierno 2017/18

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados