La red de calor con biomasa de Guadalajara, que abastecerá hasta 6000 viviendas, fue presentada ante los ciudadanos el pasado 19 de mayo.

 6.000 viviendas

La red  de calor suministrará agua caliente y calefacción a 6.000 viviendas, además de edificios públicos y no residenciales. El consumo previsto es de 100.000.000 kWh anuales y 25.000 toneladas de astillas al año y la reducción de emisiones será de 15.000 toneladas de CO2 equivalente al año.

El mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 60 empleados directos e indirectos y entre 18 y 20 millones de euros de proyecto consolidado.

La central térmica ya cuenta con la licencia municipal y se prevé se construya en los próximos 9-12 meses. La red de calor tardará en ejecutarse entre dos y dos años y medio.

Alberto Gómez, CEO de Rebi, destacó las ventajas de la instalación “para las comunidades de vecinos que quieran adherirse a ella, como el ahorro económico, la ausencia de inversión inicial, la estabilidad en el precio y la gestión integral de la instalación”.

La empresa ha comenzado ya los estudios de los edificios susceptibles de conexión a la red de calor: instalaciones centralizadas que utilizan gas y gasóleo como combustible y cuya antigüedad está entre los 30 y 40 años.

Se trata de la quinta red de calor de la empresa soriana Rebi, tras las de Ólvega, Soria, Valladolid y Aranda de Duero, actualmente en construcción.

Políticos comprometidos con la biomasa

El acto de presentación ciudadana del proyecto se celebró en el Teatro Buero Vallejo de Guadalajara y contó con la presencia del consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez, que explicó los detalles de la red, así como con del vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, del alcalde de Guadalajara, Antonio Román, y de la presidenta del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, Manuela Julia Martínez.

El vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, destacó que la biomasa que se utilizará provendrá de aprovechamientos forestales realizados en los montes de la provincia. Asimismo destacó el compromiso de su gobierno con este tipo de proyectos “porque van a generar empleo y actividad económica”.

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, cerró el acto recordando las ventajas ambientales y económicas del proyecto que, según su opinión, encajan en la Estrategia Local de lucha contra el cambio climático del Ayuntamiento de Guadalajara.

Según José Luis Martínez Guijarro, el Ejecutivo autonómico apuesta por “devolver a los montes la rentabilidad” que tuvieron hace años a través de la Estrategia de Biomasa de Castilla-La Mancha. Uno de sus pilares de este documento es la valorización energética de la biomasa, fundamentalmente para generar calor y agua caliente, ha informado una nota de la Junta.

Al acto de presentación asistieron también el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo; el director general de Coordinación y Planificación, Alejandro Alonso; y el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Santiago Baeza.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados