Grupo Cobra, Gestiona Global, Auscultia, Gamma y Marle, junto a la Universidad de Extremadura, ponen en marcha una planta piloto para microtrigeneración con biomasa y energía solar.

El objetivo de la planta es avanzar en la investigación, desarrollo e innovación en el campo de la hibridación de sistemas y modelos energéticos renovables para dar soluciones a los sectores industriales de España y el resto de Europa.

La planta se ha diseñado dentro del Proyecto Europeo Tribar. Su concepto es lograr un sistema compacto, modular, escalable y portátil que hibride energía solar y aproveche residuos biomásicos agrícolas o forestales.

Para ello, explica el investigador Antonio Manuel Reyes, se ha modulado la planta en dimensiones múltiplos de las medidas de un contenedor de 20 pies, conformándose sobre estos módulos un sistema de captación solar tipo Fresnel

Planta piloto de microtrigeneración

En este caso concreto, el proceso de micro-trigeneración produce alrededor de 400 kW de energía térmica, 50 kW de electricidad y 35 kW de frío gracias a un proceso de hibridación entre biomasa y energía solar.

La planta piloto utiliza biocombustibles como la biomasa forestal o los residuos agrícolas, en combinación con el proceso de obtención de energía solar de concentración.

Los desarrolladores esperan que su puesta en marcha conduzca a réplicas y versiones más grandes, lo que favorecería la sostenibilidad y el autoabastecimiento en empresas de mediano y gran tamaño.

Partes de la planta de trigeneración

La planta cuenta con una caldera de aceite térmico, diseñada y fabricada por Innergy, con cámara de combustión para biomasa, un mini-módulo ORC (organic rankine cycle) y un campo solar tipo Fresnel. Además cuenta con una turbina, una máquina de absorción, un sistema de disipación de calor y un sistema de control general.

Caldera de biomasa suministrada por Innergy

La planta piloto servirá como banco de pruebas para el aprovechamiento y explotación combinadas de biomasa y energía solar. Fuentes de energía renovable distintas pero con un objetivo común: tratar de revertir el impacto generado en el medioambiente y combatir el cambio climático.

¿Por qué resulta interesante la hibridación de la biomasa con la energía solar de concentración?

La hibridación de las tecnologías de biomasa y solar refuerza la obtención de energía sostenible de una forma más eficiente.

La combinación de ambas tecnologías es capaz de generar un flujo energético continuo aprovechando las fortalezas de cada una de ellas.

Las plantas solares de concentración utilizan la energía del Sol como combustible, recogiendo sus rayos de forma directa en lentes o espejos.

En un día nublado la planta no sería capaz de producir energía a partir de los rayos solares, pero sí mediante la combustión de biomasa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados