La red de calor con biomasa de Soria sigue ganando clientes. Tras el hotel Alfonso VIII se unirán en breve los 6 polideportivos de la ciudad. En total, más de 35 km de tuberías para proporcionar energía térmica a 16.000 personas.

Javier Jimenez, comercial de Rebi en la red de calor con biomasa de Soria

“Proporcionamos confort y precio”, Javier Jiménez, responsable comercial de la red de calor Soria.

Adrián Ruiz, ingeniero y responsable técnico de la red de calor de Soria

Hasta hoy Rebi, empresa promotora de la red de calor, ha suscrito 163 contratos de servicios energéticos con comunidades de vecinos y edificios públicos, como institutos, residencias juveniles, la biblioteca municipal, el hospital Virgen del Mirón o el mercado municipal.

Javier Jiménez, responsable comercial de la red de Soria, calcula que ésta llega a 16.000 usuarios, bien en sus viviendas, o bien en lugares públicos. Lo que no está nada mal si se tiene en cuenta que la ciudad tiene cerca de 40.000 habitantes.

Destaca que una de las diferencias de Rebi frente a otras empresas de servicios energéticos es que cuenta con equipo propio para todas las fases de la red, desde el diseño y la ejecución de obra al mantenimiento y la venta de la energía al cliente final.

Rebi pertenece al grupo Amatex, que se encarga de generar y suministrar la astilla desde su base en Cabrejas del Pinar. En la planta también fabrican pellet y viviendas modulares de madera y estructuras de madera.

La instalación de Soria da trabajo a 35-40 personas. Solo en la sala de calderas trabajan 8 personas en turnos para cubrir las 24 h.

Nuevos clientes para la red de calor

El pasado verano se conectó un gran consumidor, el hotel Alfonso VIII, y en octubre comenzaron las obras para integrar a los 6 polideportivos de la ciudad y una piscina.

La red ha tomado inercia y la labor comercial ya no es a puerta fría, asegura Javier Jiménez.

Después de casi 5 años de funcionamientocomenzó a dar calor en enero de 2015–, el boca a boca es su mejor aliado comercial. De hecho, los propios administradores de fincas se acercan a informarse sobre las condiciones de conexión.

Pero no todas las comunidades son “conectables”, al menos de momento. Uno de los objetivos a largo plazo, según Javier Jiménez, sería conectar a consumidores que cuentan con sistemas de calefacción individuales. De momento la red de calor se dirige a aquellos edificios que cuentan con distribución comunitaria.

Otra de las ideas a futuro es suministrar también frío para climatización.

21 MW + 5.000 m3

La sala de calderas se compone ahora mismo de tres calderas suministradas por Ventil de 7 MW cada una. Aún queda espacio para instalar una cuarta unidad, quizás en verano de 2020, explica Adrián Ruiz, ingeniero y responsable técnico de la red.

Gracias a la construcción de un enorme depósito de inercia de 5000 m³ de capacidad, equivalente a 125 piscinas olímpicas, la red podría proporcionar hasta 80 GWh/año.

Las calderas funcionan por la noche, cuando la electricidad es más barata, acumulando la energía en el depósito de inercia.

El agua es impulsada a la red desde dicho depósito a una temperatura de entre 94 y 98ºC, con un retorno en la parte inferior a 75ºC.

En principio, la red se abastece del depósito de inercia, aunque un bypass garantiza que las calderas puedan impulsar directamente el agua caliente a la red.

El mantenimiento de las calderas se realiza durante el día. La limpieza diaria requiere algo más de una hora de trabajo. En invierno, cuando la carga de trabajo es mayor, se hace mantenimiento preventivo y se limpian antes de que hayan transcurrido 10 horas de trabajo.

El agua se impulsa a 2,3 bar, presión suficiente para llegar a toda la red. Por seguridad cuentan con una estación de rebombeo, que hasta la fecha no han tenido que utilizar. Se ubica en un punto elevado en el centro del recorrido y está pensada para garantizar el suministro a la zona sur de Soria, la más alejada de la sala de calderas.

En la puerta del cliente Rebi entrega la energía en forma de agua caliente -a 84ºC en invierno y a 70ºC en verano-. Además, se encarga de instalar la subestación para transferir la energía al circuito del edificio y que está compuesta por un intercambiador, una válvula de regulación, un contador y una bomba.

Astilla garantizada

La astilla, seca, cribada y limpia, llega para ser utilizada directamente sin que sea necesario realizar ningún tratamiento en planta, salvo retirar y moler rechazos de tamaño excesivo.

En pleno invierno, las calderas pueden llegar a consumir hasta 120 t/día. El trasiego de camiones en esos días puede ser de 6 o 7 camiones cargados con 16-18 toneladas de astilla.


Dos tipos de contrato para conectarse a la red

Rebi garantiza un ahorro mínimo del 10% respecto al gasóleo de calefacción o al gas natural. Ofrece al consumidor dos formas de contrato en periodos de 5 y 10 años. En ambos casos se suma el término variable ligado al consumo.

PLAN AHORRO. En este modelo se establece un término fijo que se actualiza mensualmente si se toma como referencia el precio del gasóleo o trimestralmente si la referencia es el gas natural.

PLAN ESTABILIDAD. En este caso el término fijo se actualiza con el IPC +1.


Expansión de la red de calor

En su tercera fase la red alcanza el barrio del Calaverón, al sureste de la ciudad, donde se podrían unir hasta 8 comunidades de vecinos. También están trabajando en la plaza del Vergel.

El hotel Alfonso VIII  ha retirado dos equipos de gas de 215 kW y 18 años de antigüedad tras la conexión a la red de biomasa. El hotel consume más de 450 MWh/año.

Una de las dificultades del acoplamiento a la red fue salvar la altura de nueve pisos para llegar a la sala de conexión. También se han instalado 6 bombas para regular el caudal en el circuito secundario, lo que supone un importante ahorro energético para el hotel y garantiza una distribución más eficiente del calor.

Gracias a la conexión a la red de calor con biomasa, el alojamiento ha mejorado su calificación energética pasando de la letra B a la letra A.

La red abastecerá de calor para calefacción y ACS a los 6 polideportivos de la capital soriana y una piscina durante los próximos 4 años. Rebi ha obtenido la adjudicación del contrato mixto de servicios energéticos y mantenimiento con garantía total y de sustitución.

Se eliminará el gasóleo del pabellón de los Pajaritos y de Fuente del Rey y entre todos el consumo previsto será de entre 2,5 y 3 GWh/año.

Los técnicos de la red explicarán el funcionamiento del sistema en cada uno de los polideportivos para que los usuarios habituales conozcan lo que conlleva el cambio.

Información a los clientes de la red

Recientemente, Rebi ha implantado una plataforma online y app para que los conectados, a través del administrador o del presidente, puedan conocer en cualquier momento todos los datos técnicos –hasta 20 variables, incluyendo caudales, temperaturas, consumos- de su conexión.

Javier Jiménez explica que es parte de la política de transparencia de la empresa y además, asegura, les ayuda a mejorar el servicio y crea conciencia sobre la eficiencia energética entre los usuarios. Smarkia es el proveedor del software de gestión energética de la red.

Según Adrián Ruiz, la parte más compleja de su trabajo es el trato con el cliente. Su teléfono está disponible 24 h al día y asegura que puede sonar prácticamente a cualquier hora.

Publicado en BIE 45 – Otoño 2019

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados