La economía social, al igual que la economía circular, sitúa a las personas y al desarrollo sostenible en el centro de sus preocupaciones. Además, ambos modelos fortalecen la capacidad creativa e innovadora a escala local, donde las relaciones de proximidad constituyen un componente decisivo.

Varias entidades relacionadas con la inserción de personas en exclusión han encontrado sinergias con la biomasa a lo largo de la cadena de valor y han puesto en marcha interesantes proyectos que multiplican los beneficios de ambas actividades.

Economía social al cuadrado

En España, la economía social proporciona más de un 1,35 millones de empleos remunerados, lo que supone un 7,7% respecto al empleo remunerado total, según el Observatorio Español de la Economía Social de CIRIEC-España.

Sin duda, las empresas que promueven el desarrollo de las energías renovables forman parte de la economía social ya que cumplen con creces el requisito que establece la Ley 5/2011 de 29 de marzo, de Economía Social, de perseguir un interés general económico y social: el uso de energías renovables reduce la factura energética del país al evitar importaciones de combustibles fósiles y la emisión de gases de efecto invernadero y mejora la calidad del medio ambiente que nos rodea al reducir su combustión.

La bioenergía es la energía renovable que más empleo genera por MW a lo largo de su cadena de valor: desde la recolección de la biomasa a la obtención de energía, pasando por su conversión en biocombustible y la fabricación e instalación de los equipos necesarios para una eficiente valorización energética. AVEBIOM calcula que por cada MW instalado de biomasa se han creado 3,1 empleos directos e indirectos.

Por otra parte, sustituir calefacciones alimentadas por cualquier forma de combustible fósil por sistemas a base de biomasa proporciona importantes ahorros a las familias.

Proyectos biomasa y economía social

1.- Aprovechamiento de los sarmientos

La cooperativa de iniciativa social Nou Verd, situada en el Penedès, promueve y facilita la inserción laboral de personas con discapacidad debido a enfermedades mentales a través de su centro especial de trabajo desde 1996.

Entre las actividades que se desarrollan en el centro destacan el aprovechamiento, gestión y comercialización de biomasa para usos energéticos.

Como socio del proyecto “Viñas x Calor”, que pretende aprovechar la poda de las viñas para generar calor y frío, Nou Verd se encarga de la logística. Para ello dispone de una máquina trituradora-recogedora que recolecta la poda de la vid del suelo, la tritura y la carga a un vehículo para trasladarla a almacén, donde se seca y queda lista para entrar en caldera.

Las instalaciones de secado y almacenamiento de biomasa de Nou Verd, en Vilafranca, ocupan las naves de una antigua fábrica de aluminio, símbolo de contaminación. La nueva actividad ha convertido el lugar en un nuevo emblema de la energía sostenible Km.0.

Ademas de una nave de 800 m2, cuentan con una campa de 5.000 m2, que les permite almacenar la biomasa necesaria para abastecer a las calderas cercanas durante una temporada.

La cooperativa está desarrollando un prototipo capaz de realizar la prepoda en los viñedos en espaldera. El objetivo es evitar el contacto con el suelo, lo que mejoraría la calidad y reduciría costes de manipulación.

  • ¿Cuándo comenzó esta actividad?

Comenzamos la actividad en 2013, aunque estos últimos años han sido los más activos.

  • ¿Cuánta biomasa movilizaron en 2017?

En 2017 se suministraron alrededor de 210 toneladas de sarmiento, recogidas en unas 300 ha de viñedos, pertenecientes a cerca de 50 agricultores.

  • ¿Con qué medios cuentan para realizar los aprovechamientos?

Tractor, camión con volquete y máquina recogedora-trituradora de sarmientos.

  • ¿Cuántas personas trabajan en esta actividad?

Son 4 personas a tiempo parcial, principalmente durante la temporada de recogida.

  • ¿Qué previsión de evolución de la actividad prevén para los próximos años?

Al dedicarnos a la recogida de un producto que no se puede almacenar más de un año, la evolución está ligada al aumento de instalaciones de calderas con las características necesarias para utilizar este producto. Estimamos duplicar en 2019, ya que se está instalando una nueva caldera de este tipo.

Será un proceso gradual, en el que vemos una buena proyección de futuro. Nuestro objetivo es llegar a las 1.000 toneladas en 2020.

Camilo Rahola Salleras – Técnico del proyecto biomasa


2.- Pellets certificados

RETO es una organización sin ánimo de lucro con principios cristianos que se dedica a la asistencia a toxicómanos desde 1985. En 1995 fue declarada de utilidad pública por el Gobierno de España.

Desde su nacimiento en la casa de acogida RETO 1 en Liencres, Cantabria, la organización ha facilitado la rehabilitación de muchas personas en las casas de acogida repartidas por toda la geografía española. En la actualidad existe un centro Reto en casi todas las provincias de España.

El programa de reinserción se desarrolla a través de la Sociedad Cooperativa Reto a la Esperanza y consiste en formar y proporcionar trabajo a los internos en su última fase. Esta Sociedad se encarga de la fabricación y venta de pellets y otras actividades de gestión de residuos.

  • ¿Por qué se plantearon la actividad de producción de pellets?

Esta actividad se planteó para formar y dar una salida laboral a los internos y para reducir el consumo de las energías que se usaban en los centros.

  • ¿Cuándo comenzastéis a producir pellet y qué capacidad de producción tenéis?

En el año 2015 se comenzó con la producción de pellets. La planta tiene una capacidad de producción de una tonelada a la hora.

  • ¿Por qué apostásteis por un producto de calidad certificada?

Se decidió certificar la producción en ENplus® por asegurar la calidad del producto que producimos y entrar dentro del mercado.

  • ¿Cómo y a quién distribuís vuestro producto?

Principalmente el producto se fabrica para uso propio, para las casas de acogida de la Asociación. El resto se distribuye, sobre todo en Cantabria.

Los pellets producidos se venden en sacos de 15 kg.

  • ¿Cuántas personas trabajan en este proyecto?

Actualmente trabajan en la planta cuatro personas.

  • ¿Qué beneficios (económicos, sociales, o de otro tipo) ha reportado esta actividad a vuestra organización?

Los beneficios económicos derivan del autoconsumo y gestión de esta nueva energía, ya que evitamos los intermediarios en la distribución de otras energías.

Desde el punto de vista social, como ya hemos señalado anteriormente, este proyecto desempeña una función de integración y formación para nuestros internos.

  • ¿Qué previsión de evolución de la actividad tenéis para los próximos años?

Todas las que permita la evolución del mercado para el desarrollo de un producto de calidad, comprometido totalmente con el medio ambiente.

Todos los años se realiza alguna mejora en la planta, este último se ha comprado una ensacadora automática y una transportadora de cangilones.

José Pizarro – director de la planta de pellets

.


3.- Envasado de pellets

El Centro Especial de Trabajo de la Asociación Amisol en Solsona, Lleida, procura empleo a personas con discapacidad que tienen dificultades de acceso al mundo del trabajo ordinario.

Cuentan con un aserradero y una fábrica de palets. En 2015 crearon una sección de envasado de pellets con su marca, “Amisolets”, para lo que dispusieron de una dotación de 60.000 € de CatalunyaCaixa.

Utilizan biomasa en forma de astillas en todas sus dependencias: pisos tutelados, residencia, talleres de empleo…

  • ¿Cómo llegaron a la valorización energética de la biomasa como actividad social?

El hecho de tener una serrería y un taller de fabricación de palets de madera de pino, nos hizo pensar que sería un buen complemento para aprovechar nuestros productos.

  • ¿Qué tipos de biocombustibles comercializan?

Vendemos serrín, corteza de pino, pellet y leña.

  • ¿Cuánto pellet ensacaron en 2017?

En 2017 comercializamos 48.600 kg de pellet en sacos bajo nuestra propia marca, “Amisolets”.

  • ¿Qué tipo de cliente demanda su producto?

Nuestros clientes son, de forma mayoritaria, consumidores particulares

  • ¿Cuántas personas trabajan en la planta?

Trabajan una o dos personas a tiempo parcial

  • ¿Qué beneficios (económicos, sociales, o de otro tipo)  ha reportado esta actividad a su organización?

El beneficio económico en la actualidad es mínimo –la actividad es suficiente para generar los salarios de las personas que trabajan en la línea de envasado-, pero hemos creado un puesto de trabajo indefinido para personas con discapacidad, lo cual forma parte de nuestros objetivos.

Al envasar con nuestra própia marca, también damos visibilidad a nuestro centro especial de empleo.

  • ¿Creen que esta idea de emprendimiento social podría ser replicable en asociaciones similares?

El módulo de envasado no sería replicable por separado, pero depende de la actividad que realicen.

Puede ser aplicable en zonas donde haya consumo suficiente de este producto: calderas o estufas que funcionen con pellet.

  • ¿Qué previsión de evolución de la actividad tienen para los próximos años?

Esperamos que la producción vaya en aumento, puesto que la subida de precios del gasóleo y de la electricidad son factores que pueden provocar la sustitución de los sistemas de generación de energía.

También hay que tener en cuenta que el pellet produce energía limpia y renovable, respetuosa con el medio ambiente.

Maribel Vilaseca – AMISOL

 


 4.- Pellets de café

La iniciativa Up! Energía de la Asociación Factor Escucha, Barcelona, se encarga de recolectar residuos de café para convertirlos en pellets de biomasa y crear oportunidades de inserción socio-laboral para colectivos vulnerables, como los jóvenes migrantes que llegan como menores de edad a España y al alcanzar la mayoría necesitan una oferta laboral a tiempo completo durante un año para regularizar su situación.

  • ¿Por qué apostaron por la valorización energética de la biomasa como actividad social?

Buscábamos modelos de negocio para ofrecer puestos de trabajo compatibles con el perfil de estos jóvenes y dentro de la economía circular, porque creemos que para construir un futuro mejor hay que tener en cuenta los tres ejes fundamentales: sostenibilidad económica, social y medioambiental.

Nos inspiramos en empresas de Reino Unido y Francia. Vimos que el residuo de café es altamente aprovechable y que hoy en día en España ni se aprovecha, ni es gestionado correctamente como residuo orgánico.

El proceso requiere crear muchos puestos de trabajo, por ejemplo en la logística y la gestión de los residuos.

  • ¿Cuántas toneladas de café han recogido hasta ahora?

Aún estamos en fase de prueba. Entre noviembre y diciembre de 2017 recogimos 5.500 kg en más de 80 establecimientos en los barrios de Sants y Gracia de Barcelona. La recogida se realizó a pie con la ayuda de la Cooperativa TEB, que cuenta con servicios de entrega de última milla, los cuales se aprovecharon para recoger en las mismas zonas.

Actualmente estamos llevando a cabo una prueba en el Hospital de Terrassa, del Consorcio Sanitario de Terrassa, en colaboracion con ISS Facility Services que gestiona la cafetería y el catering del hospital. También nos facilitan los residuos de las máquinas de vending de Alliance Vending. Recogemos una media de 100 kg a la semana, con un total de 1.500 kg hasta el día de hoy.

  • ¿Cuál es el potencial en su ámbito de acción? ¿Y en España?

En Barcelona y alrededores prevemos recoger unas 2000 t/año de residuos de café. Replicando este modelo en otras ciudades esperamos poder llegar a las 6.000 t/año.

  • ¿Cuánta energía se obtiene?

Con 2.000 toneladas de residuos de café podríamos producir 500.000 horas de calor; las necesarias para calentar 350 pisos de 70 m2, 8 horas al día, durante los 6 meses de invierno.

  • ¿De cuántos procesos relacionados con la valorización energética de los residuos del café se encargan?

Nuestros procesos productivos son los siguientes: recolección de los residuos del café del canal Horeca -hoteles, restaurantes, cafeterías- u otras empresas; transporte; limpieza –eliminación de bolsas de plástico e impurezas-, secado y peletización.

  • ¿Cuántas personas trabajan en la iniciativa?

Actualmente somos un equipo compuesto por los tres fundadores, cuatro voluntarios y dos jóvenes insertados.

  • ¿Creeis que esta idea de emprendimiento social podría ser replicable en asociaciones similares?

La idea es replicar la iniciativa en otras zonas o ciudades, siempre colaborando con entidades sociales que trabajan en la inserción social de colectivos vulnerables en temas de logística.

Danielle Pellikaan – Cofundadora de Up! Energía

.

.


 5.- Biomasa contra la pobreza energética

La asamblea comarcal de la Cruz Roja en Loja, Granada, ha convertido el centro social y de atención a la infancia en riesgo de exclusion de El Pinar en su proyecto de mayor impacto socio-educativo y en un ejemplo para otras asambleas.

El centro ofrece atención integral a familias, con la educación a los menores como prioridad. Para ello, opera en varios frentes: apoyo escolar a niños de 6 a 14 años con profesores voluntarios; proyecto de comida colaborativa, en el que unas familias cocinan para otras en turnos rotativos; y lucha contra la pobreza energética para garantizar unas condiciones mínimas de confort en las viviendas.

Para combatir la pobreza energética, la asamblea, junto con la empresa Bioloxa Gestión Energética y sus socios, Intecbio y Axpo, han instalado 6 estufas de pellets en hogares con escasos recursos de Loja y Huétor Tajar, desde finales de 2016. El centro cuenta, además, con una caldera de biomasa de 150 kW para calefacción y ACS.

El director de Bioloxa Gestión Energética, Boni Cuevas, y el presidente de la asamblea local, Ramón Soler, apostaron por la biomasa pensando en la mejor relacion €/kw y en favorecer la economía local. Intecbio y Axpo se sumaron al proyecto proporcionando condiciones ventajosas para comprar estufas y pellets.

  • ¿Han instalado equipos de biomasa de forma definitiva?

Los 6 equipos instalados en los hogares son estufas de aire de 7 kW policombustibles –para hueso y pellet-. Se han establecidos contratos de cesión entre las familias y Cruz Roja por el que éstas se comprometen a llevar a cabo un uso y mantenimiento correctos. Previamente han recibido formación específica.

  • ¿Qué han obtenido los beneficiarios de la iniciativa?

El estado de salud de los usuarios ha mejorado de forma sustancial: ahora pueden estudiar sin tiritar o ver la tele un rato sin cubrirse de mantas.

  • ¿Suministran también el biocombustible?

Se suministran 5 sacos de pellet cada semana con el objeto de promover un consumo responsable. Cada mes se lleva a cabo un seguimiento de rendimientos de los equipos para evaluar la limpieza y su estado general. Una competición en eficiencia.

  • ¿Cuántas personas trabajan en el proyecto?

Ahora mismo el proyecto ocupa a una persona de carácter voluntario, aunque toda la asamblea complementa la labor.

Se ha puesto en marcha un programa de formación en “cultura energética” para descifrar las facturas de suministros eléctricos y de gas.

  • ¿Se ha replicado o se va a replicar el proyecto en otras Asambleas?

Ahora mismo esta en pleno proceso de réplica en otras regiones.

Estamos estudiando un proyecto para convertirnos en una asamblea de consumo casi nulo, es decir, capaz de generar con nuestros recursos -biomasa y sol- la energía que necesitamos: cocina, iluminación, cámara de frío, cámara congeladora, climatización, ACS….

Boni Cuevas – director ejecutivo de Bioloxa Gestión Energética


6.- Biomasa, turismo e inclusión social

La Sociedad Cooperativa de Iniciativa Social Salarca busca la inclusión social de personas con discapacidad intelectual a través de diversas iniciativas laborales en Castilla y León.

Gestionan un complejo turístico en Béjar y también espacios de uso público e instalaciones accesibles en el Parque Natural Arribes del Duero y Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia.

El Grupo Asprodes, socio de la cooperativa, aprobó en su IV Plan Estratégico 2017-2020 un Plan de Sostenibilidad en línea con los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU.

  • ¿Por qué decidieron usar biomasa como fuente de energía en el complejo turístico?

Queríamos que el complejo turístico Altair que gestionamos en Béjar fuese un referente de turismo accesible e inclusivo y también sostenible. Por eso, entre otras medidas de conservacion del medioambiente, decidimos apostar por una economía baja en carbono y hemos sustituido las calderas de gas por otras de biomasa para suministrar calefacción a las 7 casas, el restaurante y a la futura piscina terapéutica.

  • ¿Qué beneficios (económicos, medioambientales, o de otro tipo) les ha reportado la instalación?

La instalación contribuye fijar 25 t/año de CO2 y ha conseguido financiación climática del Fondo Economia Sostenible FES-CO2 creado por el Mapama, hoy Ministerio de Transición Ecológica.

El pellet que utilizamos proviene de gestión forestal sostenible certificada, que además garantiza la creacion de empleo en el medio rural. También llevamos a cabo una gestión ecológica de la finca, lo que contribuye a la buena valoracion de la experiencia turística por parte de nuestros clientes.

  • ¿Cómo encaja el uso de la biomasa dentro de los valores de su proyecto?

La biomasa aporta coherencia a nuestra apuesta por actividades basadas en la economía baja en carbono. Tenemos una planta de compost con la que fijamos 225 t/año de CO2 reciclando residuos de jardinería para obtener abono orgánico para nuestra producción de planta; un claro ejemplo de economía circular.

  • ¿Piensan replicarlo?

Pretendemos convertirnos en una entidad con balance de emisiones-absorciones equilibrado a través del proyecto Asprodes Huella Cero, que incluye un plan de reduccion de emisiones y de compensacion de CO2 mediante actividades que, además, generan empleo para personas con especiales dificultades de acceso al mercado laboral.

  • ¿Con qué medios cuentan para su labor de gestión forestal?

Contamos con profesionales de la gestion de recursos naturales: biologos, agrónomos, ambientales, etc, y establecemos alianzas con empresas, asociaciones y fundaciones de base tecnológica y ambiental. También trabajamos con universidades y centros de conocimiento a través de proyectos europeos.

Por último, contamos con nuestros aliados naturales: entidades sociales y empresas de economía social de ámbito regional, nacional e internacional.

Estamos implantando un sistema de innovacion abierta, u Open Innovation, para hacer partícipe al medio rural de la innovacion como factor de competitividad.

  • ¿Imparten formación específica a sus trabajadores?

En el Grupo Asprodes llevamos a cabo programas formativos de carácter anual con los que queremos garantizar 30 horas al año de formación como mínimo.

Además, con las nuevas contrataciones de jóvenes apostamos por un sistema mixto de formación y empleo.

En Altair Turismo trabajan 8 personas y en Altair Medioambiente, seis.

  • ¿Qué previsión de evolución de esta actividad tienen para los próximos años?

La recuperación económica en el sector del turismo rural se está notando después de mínimos históricos.

La apuesta cada vez más clara de las administraciones y de la ciudadanía por la sostenibilidad, tanto en el medio rural como en el urbano, nos coge bien posicionados.

Jorge de Dios Sáez – Director de Salarca

.


7.- Otras iniciativas

Logística social

La Exclusiva es un empredimiento social que pretende reducir la despoblación en la provincia de Soria a través de un sistema de logística social que reparte, sin coste añadido, productos y servicios de primera necesidad a personas que viven en pequeños pueblos, sobre todo ancianos.

Entre estos productos figuran estufas de pellets, que también instalan y mantienen, y los pellets.

Producción de lácteos

El Centro Especial de Empleo La Fageda, en la La Garrotxa, Girona, emplea a personas con disminución psíquica o trastornos mentales severos de la zona desde 1984.

Entre sus actividades destaca la fábrica de productos lácteos, que obtiene el calor de proceso de una caldera de astillas desde 2014. La Fageda es el segundo productor de Cataluña.

 

Silvia López / AVEBIOM

Publicado en BIE 40 · Verano 2018

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados