La European Mortgage Federation ha anunciado en mayo el lanzamiento del proyecto de Hipotecas Piloto a la Eficiencia Energética, cuyo principal objetivo es incentivar la creación de una hipoteca de eficiencia energética que ofrezca condiciones ventajosas a quienes decidan mejorar el comportamiento energético de sus viviendas o edificios.

El proyecto durará al menos 2 años y se espera que sirva de base para implementar productos hipotecarios con condiciones ventajosas para inmuebles eficientes energéticamente.

Emilio Miguel Mitre, de Green Building Council España durante la jornada-taller organizada en marzo por GBCe y Triodos Bank sobre los retos para definir los términos de una hipoteca “verde”.

“La viabilidad de una hipoteca de eficiencia energética estaría garantizada en principio porque el edificio tendría un menor consumo de energía, lo que facilitaría que el usuario tuviera más facilidad para devolver el préstamo hipotecario. Además, un bien inmobiliario eficiente energéticamente tiene un mayor valor en el presente y es menos contaminante, lo cual lo sitúa en otra órbita que lo convierte en un mejor valor de futuro”, según Emilio Miguel Mitre, de Green Building Council España, coordinador del proyecto a nivel nacional en colaboración con Triodos Bank.

Hipoteca piloto en España

En España, participan 7 entidades: el Ayuntamiento de Madrid, Triodos Bank, Caja Rural de Navarra y Unión de Créditos Inmobiliarios, las entidades de valoración Cohispania y TINSA, y asociaciones como Green Building Council España (GBCe), que coordina el proyecto a nivel nacional en colaboración estratégica con Triodos Bank.

Este plan piloto forma parte de la Iniciativa de Hipotecas de Eficiencia Energética (Energy Efficient Mortgages Iniciative- EeMAP) dirigida por European Mortgage Federation-European Covered Bond Council(EMF-ECBC), Ca’Foscari University of Venice, RICS, la Red Europea deWorld Green Building Council, E.ONSAFE Goethe University Frankfurt.

Los datos sobre el impacto de estas hipotecas en el riesgo crediticio que se recogerán durante el proyecto ayudarán a la Comisión Europea a valorar la viabilidad de incorporar criterios de sostenibilidad en el mercado financiero europeo.

Luca Bertalot, coordinador del proyecto a nivel europeo: “el Plan Piloto proporcionará respuestas empresariales reales a los desafíos de diseñar un marco para la financiación de la eficiencia energética y apoyar la transición de la Unión Europea a un futuro más sostenible”.

Eduardo Serra, presidente de Cohispania, afirma que “la iniciativa EeMAP servirá de base para diseñar un estándar de valoración inmobiliaria común a todos los partícipes, acorde a las necesidades de las certificaciones sostenibles y las hipotecas para la eficiencia energética”.

El delegado del Área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Jorge García Castaño, explicó en el acto de presentación que se van a destinar 750 millones de euros en 2018 a Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) como iluminación eficiente, movilidad sostenible, rehabilitación eficiente de edificios y dependencias municipales con paneles fotovoltaicos y térmicos, cubiertas verdes y sustitución de las calderas de gasóleo de mayor consumo todavía existentes.

Las hipotecas de eficiencia energética podrían conllevar condiciones favorables de financiación para edificios energéticamente eficientes y rehabilitaciones que supongan ahorro de energía.

Durante la jornada-taller organizada en marzo por GBCe y Triodos Bank sobre los retos para definir los términos de una hipoteca de eficiencia energética a escala europea, los asistentes -representantes de entidades financieras, consultores y ciudadanos- debatieron sobre las razones por las cuales el mundo del dinero puede estar interesado en la eficiencia energética.

La hipótesis de que una vivienda de alta eficiencia energética debe conducir a un menor gasto mensual y por tanto a reducir el riesgo de impago resulta atractiva pero las entidades financieras quieren conocer y tipificar el riesgo antes de conceder una hipoteca con condiciones favorables.

La postura del BCE y la figura del tasador serán clave para que los bancos ofrezcan hipotecas verdes.

La Asociación Española de Valoración y la Asociación Hipotecaria Española anunciaron la creación de una comisión para definir un estándar de valoración de edificios eficientes para facilitar su tasación.

Financiación verde

La hipoteca verde o “ecohipoteca” que Triodos Bank lanzó al mercado hace 4 años tiene en cuenta los conceptos de ahorro energético, impacto medioambiental, salubridad y confort. Según Beatriz García, gerente de construcción sostenible, “es posible y necesario que el sector financiero adopte este modelo en línea a los objetivos del 2020”.

BBVA, por su parte, ha emitido 1.000 millones de euros en bonos verdes bajo la categoría de deuda senior no preferente a un plazo de 7 años, la mayor realizada por una entidad de la zona euro.

En principio, los bonos verdes están pensados para inversores institucionales y se destinarán a financiar proyectos de sostenibilidad medioambiental. Las entidades que utilicen los fondos deberán permitir la evaluación y revisión externas.

Por otra parte, el 8 de marzo se presentó el programa EUROPACE, versión europea del modelo de financiación norteamericano lanzado en 2008 en California, que organiza la concesión de préstamos a 20 años para financiar mejoras en eficiencia energética, implantación de energía renovable o el ahorro de agua en viviendas y otros edificios. El préstamo se reembolsa como un cargo agregado al impuesto sobre la propiedad (IBI).

Más información en www.gbce.es y eemap.energyefficientmortgages.eu

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados