La empresa gallega Greenalia Woodchips acaba de obtener la certificación de biocombustibles sólidos BIOMASUD para astillas de calidad.

35.000 toneladas al año

Greenalia Woodchips pertenece al grupo Greenalia. La compañía con origen forestal se dedica a la producción de biocombustibles sólidos (pellets y astilla) a través de su filial y a la generación de energía eléctrica y térmica con biomasa y, ahora también, con otras energías renovables como la eólica.

La obtención del sello Biomasud permite a Greenalia Woodchips asegurar una calidad y una sostenibilidad en la producción y comercialización de astillas de madera

La empresa tiene una capacidad de producción de 35.000 t/año de astilla calidad Biomasud A1, con una humedad inferior al 25%. La astilla, obtenida de aprovechamientos forestales en Galicia, se trata conforme a las especificaciones de la norma ISO 172254-4: es cribada, refinada y secada hasta alcanzar las características óptimas para su empleo como biocombustible en procesos de generación de energía térmica, bien sea residencial o industrial.

Desde la planta ubicada en Sigüeiro suministran astilla para toda Galicia con camiones de piso móvil de 45 a 90 m³, para descarga directa al silo, o bien mediante camión con sistema de descarga neumática.

Además de la certificación Biomasud, la empresa suma otras conseguidas recientemente como la Cadena de Custodia PEFC y FSC ­—que garantizan la sostenibilidad del origen de la materia prima—.

Biomasud en España

Biomasud es gestionado en España por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, AVEBIOM, desde 2014.

El objetivo de este sello, que también reconoce la sostenibilidad, es garantizar la calidad de la biomasa de uso doméstico en la región mediterránea de acuerdo a los estándares internacionales (astilla, ISO 17225-4), nacionales (hueso, UNE 164003; y de cáscaras de frutos secos, UNE 164004).

La certificación Biomasud es propiedad de AVEBIOM y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas CIEMAT en España; y del Centro de la Biomasa para la Energía (CBE) y el Centro de Valorización de Residuos (CVR), en Portugal, que se encargan de su gestión en ese país.

En la actualidad, está en marcha un segundo proyecto europeo llamado BIOMASUD Plus, coordinado por AVEBIOM, para mejorar el sistema de certificación de biocombustibles.

Sus objetivos son:

  • incluir las podas de olivo y los sarmientos,
  • extender el sello de calidad a otros países, como Grecia, Turquía, Eslovenia, Croacia e Italia;
  • y revisar todos los criterios, con especial atención a los que se refieren a la sostenibilidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados