Desarrollar una estrategia de manejo forestal sostenible para potenciar la producción de pellets para uso doméstico y reducir el riesgo de incendios forestales en la región chilena del Bíobío es el objetivo del proyecto que promueve la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

La Región del Biobío es eminentemente forestal, concentrando alrededor del 40% de los 2,3 millones de hectáreas plantadas a nivel nacional (principalmente Pino radiata y Eucaliptus globulus).

Durante los últimos años esta región y gran parte de la zona central del país han estado expuestas a megaincendios forestales sin precedentes.

Se ha estimado que la energía total emitida por incendios entre 2003 y 2010 fue igual al 40% del consumo mundial de electricidad durante 2008.

Evitar los grandes incendios y la contaminación atmosférica

Apoyar el manejo forestal sustentable, tanto de plantaciones como de bosque nativo, permitiría eliminar biomasa a través de podas y raleos con la finalidad de prevenir la propagación de incendios forestales.

Por otra parte, en la zona centro-sur de Chile existen graves problemas de contaminación atmosférica producida por partículas MP2,5 que se generan de la combustión de leña húmeda de baja calidad a nivel domiciliario.

El gobierno chileno impulsa la puesta en marcha de los Planes de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) para mejorar el aislamiento térmico de la vivienda y el sustituir los calefactores a leña por otros más eficientes, como las estufas de pellets.

Pero esta iniciativa tan positiva ha generado dos inconvenientes en los últimos años: falta de stock y calidad heterogénea de los pellets.

La combustión de pellet permite disminuir 20 veces las emisiones de MP2,5 respecto a una estufa de combustión lenta y 80 veces respecto a chimeneas convencionales. Además del impacto ambiental positivo, por cada 1.000 calefactores a pellet se forman 27 nuevos puestos de trabajo permanentes.

El servicio forestal chileno, CONAF, apoya a los productores de leña para que aumenten el valor agregado de su producto, aunque la incorporación de tecnología es lenta en el sector.

El Biobío, centro de producción nacional de pellets

La Región del Biobío es actualmente la mayor productora de pellet a nivel nacional, distribuyendo su producto a diferentes regiones de Chile.

El sector está formado por empresas de diferente tamaño que presentan ingresos de materia prima variables, procesos productivos en algunos casos artesanales y habitualmente no cuentan con análisis de la calidad del producto.

Además, en la Región existe un amplio desarrollo de Mipymes que comercializan leña, en la mayoría de los casos no certificada, a partir de hualle, eucaliptus y aromo, entre otros.

Plan regional de desarrollo de la bioenergía

En función de lo anterior, surge la necesidad/oportunidad de generar las bases técnicas para el manejo sustentable de bosques y plantaciones forestales, con la finalidad de minimizar riesgos de propagación de incendios forestales y generar a la vez stock de biomasa disponible para la producción de pellet de alta calidad para combustión domiciliaria.

Surge a la vez el interés en promover una alternativa que permita a los actuales productores de leña generar un producto de mayor valor (pellet) a partir de la misma biomasa que se utiliza para producir leña. Y también mejorar la competitividad de los productores de pellet ya existentes.

El objetivo del presente proyecto es desarrollar una estrategia regional para potenciar la producción de bioenergía (pellet) para combustión domiciliaria e industrial a partir del manejo forestal sustentable y disminuir el riesgo de incendios forestales.

Laura Azócar/Profesor Asistente Universidad Católica de la Santísima Concepción

Publicado en BIE 42 – enero 2019

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados