Miguel Ruíz-Gálvez es responsable de biomasa en España para Veolia y gerente de Enerbosque


En su opinión, ¿qué factores han contribuido más a promover la instalación de biomasa en España en los últimos 10 años?

El factor clave ha sido el incremento de los precios de los combustibles fósiles.

No obstante, es fundamental el papel de las administración. En este sentido, éstas han empezado a incoporar iniciativas para la instalación de biomasa contemplando los grandes beneficios que tiene la biomasa tanto social como medioambientalmente.

Las limitaciones de emisiones cada vez son más estrictas, ¿cree que esto puede afectar a la instalación de biomasa?

Sí, la legislación cada vez es más exigente, sobre todo en partículas. Esto nos obliga a mejorar los sistemas de filtrado y penalizará muchos proyectos por falta de viabilidad económica y técnica.

Esta exigencia se debería transmitir a todas las emisiones por igual para mejorar la calidad del aire.

¿Recomienda el uso de biomasa certificada a su cliente? ¿Garantizan el funcionamiento de la instalación cuando se utilizan biocombustibles no certificados?

Para nosotros es esencial contar con estas certificaciones en productos estandarizados como el pellet.

De hecho, en la fábrica que teníamos en Aragón nos certificamos para asegurarnos que la calidad era la idónea y evitar los problemas por productos en las instalaciones.

¿Conoce el sello de certificación de instaladores que promueve AVEBIOM? ¿qué le parece?

No en profundidad, pero estamos seguros de que se trata de una certificación que aportará valor en nuestro mercado.

¿Cómo piensa que va a evolucionar la instalación de biomasa en los próximos 10 años: ¿pequeñas instalaciones o redes de calor? ¿ESE o instaladores?

Creemos que serán los dos mercados los que se van a desarrollar.

En el caso de las pequeñas instalaciones al final crecerá gracias a la colaboración entre las Empresas de Servicios Energéticos e instaladores.

Así, los instaladores tendrán que adaptar sus productos a las nuevas exigencias.

En cuanto a las redes de calor, creo que serán las ESE, ya que su complejidad es mucho mayor y es necesario agrupar conocimientos muy diferentes para cerrar un proyecto de esas características.

La cogeneración a pequeña escala se va implantando en algunos países gracias al apoyo público, ¿cree que esto ocurrirá también en España?

Aunque hasta este momento no ha tenido éxito, su desarrollo depende de los incentivos, como por ejemplo, la regulación del autoconsumo.

VEOLIA España

¿Cúando comenzó a realizar instalaciones energéticas con biomasa? ¿Cómo era entonces el mercado de la generación térmica? ¿Qué expectativas tenían con la biomasa?

Veolia lleva gestionando instalaciones de biomasa desde hace más de 20 años. En España empezamos hace nueve con la red de calor de la zona Franca en Barcelona. Esta red de calor y frío, Ecoenergies, es un proyecto de más de 100 millones que evita las emisiones de 13.400 toneladas de CO2 anualmente y que conecta más de 15.000.000 m2 conectados.

Para nosotros la biomasa siempre ha sido estratégica.

Nos integramos verticalmente para poder desarrollar el mercado y trabajamos para llevarlo a índices de uso europeos.

Antes, el mercado térmico era pequeño con falta de actores del mercado. Actualmente esta situación ha mejorado, ya que se ha ido dinamizando el mercado y las empresas tienen una experiencia que permite que no se realicen proyectos de manera incorrecta.

¿Cuántas instalaciones han efectuado desde entonces? ¿Sabe estimar cuántos kW han instalado con biomasa? ¿Quién es su principal cliente final?

Actualmente gestionamos más de 140 instalaciones con más de 95.000 kw instalados, repartiendose este cifra en un 60 % en uso terciarios y un 40% en industriales.

Además de biomasa, ¿integran en sus proyectos otras energías o medidas para mejorar la eficiencia de la instalación?

Efectivamente, en la mayoría de instalaciones tenemos más de un tipo de energía, adaptando el uso de cada de las caracteristicas del consumo y de la coyuntura económica.

En Veolia estudiamos de forma individual cada proyecto para ofrecer una solución adaptada a las necesidades concretas. Así valoramos qué energías son necesarias en cada proyecto.

Publicado en BIE 41 · Otoño 2018

En 2018, la edición en castellano de Bioenergy International cumplió 10 años y lo celebramos con las personas que han construido el sector de la biomasa en este tiempo compartiendo su experiencia y opinión con los lectores. Puede leer más entrevistas en la sección OPINIÓN

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados