Juan Juárez es economista y presidente de SunWood Biomasa desde el año 2008


En su opinión, ¿qué medidas tomadas durante los últimos 10 años han ayudado más a fomentar el uso de los biocombustibles sólidos en España?

Fundamentalmente dos: las prohibiciones legislativas orientadas a la reducción de las emisiones de CO2, aunque desafortunadmente se focalizado en la automoción olvidando en gran medida a la calecfacción, y las ayudas de financiación pública.

¿Qué medidas legislativas se podrían poner en marcha para potenciar el mercado?

Las enfocadas a homogeneizar las restricciones en materia de emisiones de la automoción a la calefacción

Las enfocadas a homogeneizar las restricciones en materia de emisiones de las calderas de biomasa y de todos los combustibles fósiles existentes.

¿Qué riesgos ve para el desarrollo del mercado de biocombustibles sólidos?

La no diferenciación entre la biomasa destinada a la producción de energía térmica y la destinada a la producción de energía eléctrica.

La energía térmica es mucho menos intensiva en consumo de biomasa forestal y, por tanto, más efeciente y en absoluto agresiva con el medio ambiente.

Hay voces que señalan que la materia prima para fabricar pellets es escasa, ¿cree que esto es así? ¿cómo cree que se podría movilizar más biomasa de forma sostenible?

En absoluto es escasa. Cualquier posible crítica en este aspecto sólo podría venir dada por el lado de la producción eléctrica con biomasa.

¿Cómo ha evolucionado la relación de los productores de pellets y otros biocombustibles con el sector de los fabricantes y distribuidores de equipos de combustión?

Magnificamente, como no podría ser de otro modo entre dos actividades complementarias entre sí.

¿Cree que el consumidor está bien informado sobre la importancia de la calidad del pellet?

Falta mucha información y formación y este importante problema debe ser liderado por las Administraciones.

Llevamos unos años con años muy dispares para el mercado de pellet ¿Cómo piensa que va a ser la próxima campaña de calefacción?

Las estadísticas climáaticas existentes parecen indicar mayores consumos que en los últimos inviernos.

¿Cómo piensa que va a evolucionar el sector de la fabricación de pellets en los próximos 10 años?

En una clara tendencia alcista y de consolidación de dicho crecimiento como consecuencia a las necesarias políticas de producción de energías renovables.

SUNWOOD

¿Cúando comenzó la actividad su empresa? ¿Cómo era entonces el mercado de la biomasa para energía? ¿Qué expectativas tenían?

Sunwood inicia su actividad en 2008 en un mercado era muy incipiente. Podríamos decir que estaba virgen y no había apenas actividad.

La primera fábrica que se ejecutó en Aldeaquemada (Jaén) para la fabricación de pellet tiene una capacidad anual de producción de 15.000 toneladas y linda con el aserradero municipal, que es su principal abastecedor de materia prima.

Con ella se inició la toma de contacto con el sector y se comenzó a adquirir la experiencia necesaria para, inmediatamente a continuación, seguir la misma actuación con las instalaciones de venta de energía térmica.

Posteriormente, cuando comenzamos a apreciar que el sector se estaba madurando y consolidando, decidimos acometer un proceso de expansión, tanto en la ejecución de nuevas fábricas de producción de biomasa forestal, como en la implantación de instalaciones de venta de energía térmica y redes de calor.

¿Cuántas toneladas de pellet y/o astilla han fabricado desde entonces? ¿Cómo ha evolucionado la producción en su empresa?

Por encima de las 30.000 toneladas, en unos años fundamentalmente de pruebas y aprendizaje en los que, por tanto, no hemos querido imprimir excesiva velocidad, a lo que se debe añadir que sus inviernos han sido especialmente cálidos en términos de medias de las series históricas existentes y, por consiguiente, la demanda de combustible no ha tensionado a la oferta y se ha mantenido en una tendencia lateral.

No obstante, la última campaña nos ha aportado indicios de cambio en esta situación con un claro refuerzo de la demanda de pellet y, por consiguiente, perspectivas de próximos crecimientos.

¿A qué tipo de mercado se dirigen: industrial, doméstico, exportación? ¿Cómo ha variado esto a lo largo del tiempo?

Tanto al industrial como al doméstico. En este momento de nuestro plan estratégico descartamos la exportación debido a la sobresaliente importancia que representa en la actualidad, y más si cabe en nuestro sector, la huella de carbono así como la criticidad del coste del transporte.

¿Qué temas se encuentran en el banco de la I+D de su empresa en la actualidad?

Fundamentalmente en dos aspectos absolutamente críticos: el modelo de gestión y la climatización, que auna la producción tanto de calor como de frío. La producción de frío con biomasa presenta en la actualidad importantes dificultades técnicas y de rentabilidad.

Publicado en BIE 40 · Verano 2018

En 2018, la edición en castellano de Bioenergy International cumple 10 años y queremos celebrarlo con las personas que han construido el sector de la biomasa en este tiempo compartiendo su experiencia y opinión con los lectores. Puede leer más entrevistas en la sección OPINIÓN

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados