En una nota de prensa, Ence Energía y Celulosa ha anunciado que comienza a construir su nueva central eléctrica con biomasa de 40 MW en sus instalaciones de Huelva.

En noviembre, ENCE firmó el contrato llave en mano con SENER, empresa adjudicataria de los trabajos de construcción de la planta. Ya se han llevado a cabo los trabajos de movimiento de tierras y excavaciones y comienzan ahora los de cimentación de los equipos principales de la planta. Además, se trabaja activamente en la ingeniería de detalle, así como en la fabricación de equipos principales de la nueva planta, entre los que destacan la caldera y la turbina de vapor. Está previsto que entre en operación en la segunda mitad de 2019.

La nueva planta se unirá a las otras dos centrales de 50 y 41 MW con las que ya cuenta ENCE en su complejo energético onubense y podrá producir más de 260 millones de kWh de electricidad al año.

Según el comunicado de prensa, la compañía empleará las más avanzadas tecnologías y sistemas para garantizar el respeto al medio ambiente y la generación de energía de alta eficiencia y baja emisión.

Con este proyecto ENCE consolida el emplazamiento de Huelva como el complejo energético de generación con biomasa más importante de España y una de las más importantes apuestas de inversión de la compañía.

Repercusión en empleo

Se espera que la nueva instalación tenga un impacto muy positivo en la creación de empleo local y la dinamización de la economía del municipio.

Según estimaciones de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), la generación de energía con biomasa crea 30 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos por MW de potencia instalado.

Dato que confirma la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM): la biomasa es la fuente de energía que más puestos de trabajo, directos e indirectos, genera por MW instalado al menor coste para el país. Durante el periodo de construcción (2-3 años) se crean más de 20 puestos de trabajo/MW. Cifra que se mantiene en más de 10 puestos de trabajo/MW durante el periodo de explotación. La mayoría son, además, empleos generados en zonas rurales.

Una planta de 15 MWe crea 300 puestos de trabajo durante la construcción y entre 130 y 170 puestos de trabajo durante la explotación, dependiendo del tipo de biomasa, agrícola o forestal, utilizada.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados