Los pellets de madera son un combustible muy versátil que ofrece una solución sostenible y rentable para generar calor y electricidad en la UE. Disponible el último informe estadístico de Bioenergy Europe sobre el pellet.

La UE-28 necesita descarbonizar los combustibles para cumplir con sus objetivos climáticos a largo plazo. Los pellets, cuyo desarrollo no depende de la climatología, son clave para atender a las distintas necesidades energéticas de Europa.

Además, contribuyen decisivamente a su transición energética, según el último informe estadístico de la asociación Bioenergy Europe para los pellets.

Redactado en estrecha colaboración con el Consejo Europeo de Pellets (EPC), el Informe sobre el Pellet constituye una sección esencial del Informe Estadístico 2019 de Bioenergy Europe.

Por primera vez desde su lanzamiento en 2007, el informe se divide en 7 publicaciones diferentes, cada una dedicada a un distintos aspectos de la bioenergía: bioelectricidad, suministro de biomasa, biocarburantes, biogás, generación térmica, pellets y visión global del sector.

Todas las estadísticas, estudios y análisis realizados por distintas entidades coinciden en que la UE28 produjo en 2018 cerca de 17 millones de toneladas de pellets, un 10% más que en 2017, en fábricas extendidas por toda Europa.

Este aumento en la producción, que coincide con la construcción de nuevas plantas, ha conllevado la creación de empleo y valor local en el sector.

La mayor parte de las fábricas de pellets se sitúa en áreas rurales y utiliza subproductos del procesamiento industrial de la madera. De esta forma, promueve el desarrollo rural y colabora en la prevención de incendios forestales y enfermedades en estas áreas.

Pellet para generar calor: una solución muy moderna y efectiva.

Su elevada eficiencia y sus emisiones extremadamente bajas hacen del pellet un combustible renovable cargado de múltiples beneficios y que demuestra ser un efectivo agente en la transición hacia una Europa más limpia.

Aumenta la demanda global y su popularidad tanto en los mercados de calefacción industrial como doméstica, y no solo en Europa sino a escala mundial.

Esta demanda constante ha permitido a la UE28 mantenerse como líder del sector en la escena global, mientras el mercado asiático crece cada vez con más fuerza.

Almacenable y gestionable

Bioenergy Europe destaca también que, a diferencia de otras tecnologías renovables, los pellets son una forma segura de garantizar el suministro de energía pues son capaces de producir energía sean cuales sean las condiciones externas y actuando como almacenamiento de energía.

Esto refuerza la versatilidad y fiabilidad del pellet, que se posiciona como un complemento perfecto para la energía eólica o solar al proporcionar un medio constante y gestionable de energía sostenible.

Invertir y desarrollar el pellet, tanto el mercado industrial como el doméstico, es una importante palanca para paliar el cambio climático.

Descarbonizar el sector europeo de la calefacción y la refrigeración debería ser una prioridad y los pellets pueden desempeñar un gran papel en ello.

Introducir incentivos y subsidios para reemplazar los combustibles vetustos, como el gasóleo de calefacción, por pellets de madera es un paso adelante en el cumplimiento de los objetivos climáticos a largo plazo de la UE.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados