Joseba Asiron, alcalde de Pamplona, y José Mª Aierdi, director de Nasuvinsa, la sociedad pública de vivienda y urbanismo responsable del proyecto Efidistrict, han firmado en un convenio para impulsar la rehabilitación energética de edificios, la accesibilidad, la construcción de una red de calor con biomasa y la regeneración urbana del barrio de la Txantrea.

El proyecto Efidistrict contempla 3 tipos de actuación:

  • Rehabilitación energética integral de las edificaciones del barrio, incluidas las envolventes térmicas; tanto de los edificios dotacionales como de las edificaciones residenciales construidas entre los años 1950 y 1980, que presentan sistemas constructivos ineficientes.

  • Creación de una nueva red de calor alimentada con biomasa para abastecer a los edificios públicos y privados del barrio. La red se compone de una nueva central de generación térmica y una red de distribución.

  • Renovación de las antiguas calefacciones de barrio con medidas de ahorro energético como la incorporación de sistemas de regulación y control que permitan reducir el consumo y mejorar el funcionamiento.

El proyecto de la red de calor con biomasa de la Txantrea dispone ya de todos los estudios previos y documentos necesarios para su licitación, así como la tramitación urbanística del Plan de conjunto para la parcela que albergará las instalaciones. Este instrumento urbanístico cuenta ya con el visto bueno inicial de los plenos de los ayuntamientos de Burlada y Pamplona, en los que se instalará la planta.

Tras firmar el acuerdo, Joseba Asiron y José Mª Aierdi han visitado las primeras obras de envolventes térmicas de edificios en las viviendas de Orvina acompañados por los arquitectos de regeneración urbana de Nasuvinsa Ana Bretaña, Isabel Izcue e Iñigo Marcilla, los concejales de Urbanismo de Pamplona y un grupo de vecinos de los edificios rehabilitados.

Hasta ahora se han rehabilitado una veintena de edificios y casi 650 viviendas. Con el acuerdo firmado entre Ayuntamiento de Pamplona y Nasuvinsa se sumarán otras 18 edificaciones y se duplicará el número de viviendas que se rehabilitarán, en total 676 viviendas más. El objetivo es extenderse a otras zonas del barrio y, de hecho, el convenio define un ámbito potencial que abarca un total de 6.273 viviendas.

Efidistrict ha movilizado hasta ahora una inversión de 13 millones de euros, entre el principal montante financiado por los vecinos -a través de un acuerdo que Nasuvinsa logró con Caja Rural-, las aportaciones de 3,5 millones a cargo del Gobierno de Navarra y otro medio millón aportado por el programa Intelligent Energy de la Unión Europea.

NASUVINSA también se ha encargado de la rehabilitación energética integral del Barrio de Lourdes, en Tudela.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados