Tres empresas de base tecnológica –Roxu, Aeromedia y Föra– se han asociado para ofrecer “förecast” un servicio completo de inventario a propietarios forestales.

El interesado puede contratar el tipo de inventario que mejor se adapte: tradicional, con información del PNOA-LiDAR del Instituto Geográfico Nacional o con dron equipado con tecnología LiDAR.

La tecnología LiDAR se empezó a utilizar hace más de una década para inventario forestal en los países escandinavos. Gracias a ella se pueden calcular área basimétrica, volumen de biomasa, altura dominante, número de pies…

Los drones pueden ser de gran utilidad para inventariar pequeñas superficies o de propietarios particulares, sobre todo si están pobladas por especies de crecimiento rápido. “Idealmente, a través de una asociación de propietarios forestales” para que el servicio sea rentable, señala Paco Rodríguez, ingeniero de montes y cofundador de Föra.

De izquierda a derecha, Julio César Mera, director técnico en Roxu Drones Division; Fernando Pérez, responsable de desarrollo y optimización en Föra; Paco Rodríguez, cofundador de Föra y responsable de LiDAR y productos forestales; y César Ortega, director del Área de Emergencia y Agroforestal en Aeromedia.

Inventario desde un dron

Un dron equipado con un dispositivo LiDAR y una cámara de fotos permite obtener una nube de puntos georreferenciados y una ortoimagen sincronizada del terreno que añade información sobre el color de cada punto.

La combinación de estas informaciones, una vez procesadas, genera una imagen 3D muy realista del paisaje recorrido sobre la que es posible realizar mediciones de forma muy precisa.

Para calcular la biomasa es necesario inventariar algunas parcelas sobre el terreno y relacionar estos datos con los obtenidos en el vuelo LiDAR–con ecuaciones de regresión o, cada vez más frecuente, mediante big data o machine learning- para luego aplicar el modelo generado a toda la superficie.

El dron expuesto en Asturforesta es el modelo Matrice 600 pro del fabricante DJI, un octocóptero coaxial de gran rendimiento en vuelo y capacidad de carga, equipado con el modelo Scout del fabricante Phoenix LiDAR Systems. Además, porta una cámara fotográfica dual, RGB y térmica, y una cámara de video, explica César Ortega Chíes, director del Área de Emergencias y Agroforestal de Aeromedia.

El haz láser del dispositivo LiDAR dispara millones de pulsos hacia el terreno y recoge el “eco” devuelto de cada elemento que encuentra a su paso –hojas, suelo…- lo que determina la distancia al emisor o altura. Junto con los datos de posicionamiento GPS del dron es posible generar la nube de puntos tridimensional.

Pilotar un dron en el bosque

Los drones pueden volar tanto en “vuelo visual”, hasta distancias de 500 m, como en “vuelo programado”, el modo más habitual para trabajos técnicos.

Durante el vuelo programado, el técnico puede seguir al dron directamente con la vista o, lo que es más normal, visualizar el recorrido en la pantalla de un ordenador a través de las señales de la emisora que porta el dron.

También es posible utilizar una “gopro” como cámara de piloto para seguir las evoluciones del aparato. En cualquier caso, es obligatorio controlar en todo momento el dispositivo.

La programación incluye no solo establecer un recorrido sobre una superficie a una altura y velocidad determinadas, sino acciones concretas como tomar fotos en puntos de paso, a lo largo de la trayectoria, accionar el video, etc.

Una de las ventajas de utilizar drones en lugar de vuelos pilotados es que aquéllos no cometerán errores en ejecución de la tarea y, aunque se pierda ocasionalmente la señal, seguirán con la programación, incluida la vuelta “a casa”, asegura Iván Álvarez, director general de Roxu Drones Division.

Algunos drones llevan un localizador capaz de enviar sus coordenadas por teléfono; otros indican la posición mediante un pitido. También están programados para regresar al punto de origen si se les da la orden.

El dron presentado en Asturforesta tiene una autonomía de vuelo de 20 minutos, respetando el margen de seguridad (30% de batería) para garantizar su regreso “a casa”.

Coste de un inventario LiDAR

El coste de un inventario LiDAR con dron depende en gran medida del rendimiento del aparato. Un día de trabajo de este dron supone 1800 €, con rendimientos que oscilan entre 200 y 400 Ha/jornada dependiendo del terreno.

Utilizando naves más veloces, de ala fija, el rendimiento aumenta pudiendo llegar a casi mil hectáreas en una jornada.


Roxu

Roxu es la mayor empresa de grúas de España. Desde 2017 tiene una división de drones con formación de pilotos.

www.roxudrones.com

Aeromedia

Aeromedia está especializada en montar drones e integrar sensores, con experiencia en muy distintos ámbitos, como las emergencias, el cine o el sector forestal.

www.aeromedia.es

Föra

Föra es una consultora forestal que ofrece tecnología digital para la gestión de los bosques.

www.fora.es

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados