Estudian cómo las cenizas de la combustión de biomasa podrían solucionar el impacto oloroso que ocasiona la gestión de los lodos de las depuradoras de aguas residuales e incluso mejorar sus propiedades para uso agrícola.

Demostrar que esto es así es el objetivo de un proyecto promovido en Andalucía por EMASESA, la empresa de abastecimiento y saneamiento de aguas de Sevilla, y el Grupo VALORA, especializada en la valorización de residuos no peligrosos para su uso en agricultura y restauración ambiental de suelos degradados.

ENCE, que cuenta en la actualidad con 2 plantas de generación eléctrica con biomasa en Huelva (91 MW), colabora en este proyecto de investigación aportando las cenizas que genera la combustión de biomasa en sus calderas.

Una vez superadas los ensayos de laboratorio, han comenzado las pruebas de campo. El Grupo VALORA destaca la capacidad desodorizante de las cenizas de las calderas de Ence y también los nutrientes que aporta a la estructura de los lodos, facilitando su manejo y mejorando su utilidad agronómica.

Necesidad del proyecto

El necesario e imprescindible tratamiento del agua en las estaciones de depuración de aguas residuales (EDAR) genera lodos de alto valor para la agricultura y otras aplicaciones en recuperación de suelos, sin embargo su gestión conlleva un alto impacto oloroso, no sólo durante su extracción y almacenamiento temporal en las plantas depuradoras, también durante su traslado y aplicación por ejemplo como fertilizante y otras utilidades agrícolas o forestales.

EMASESA gestiona entre 70.000 y 80.000 toneladas anuales de lodos procedentes de las aguas residuales de las poblaciones donde opera. Por eso es una prioridad impulsar proyectos de investigación y mejora socio-ambiental como éste, que podría aumentar sustancialmente la calidad de la gestión de los residuos y su valorización.

En una nota de prensa, ENCE asegura que colaborar en este proyecto está en línea con su “su compromiso máximo con la gestión sostenible, que tiene un capítulo importante en la reducción y reutilización de todos los subproductos de sus procesos productivos”.

ENCE participa también en el proyecto LIFE iCirBus-4Industries, que pretende demostrar las posibilidades de usar las cenizas volantes de las plantas de biomasa como adsorbente de metales pesados y otros compuestos orgánicos peligrosos contenidos en los lodos de las EDAR.

Investigación

Investigadores de la Rzeszow University of Technology de Polonia (Wójcik, Marta & Stachowicz, Feliks & Masłoń, Adam. (2018). The Use of Wood Biomass Ash in Sewage Sludge Treatment in Terms of Its Agricultural Utilization. Waste and Biomass Valorization. 10.1007/ s12649-018-0518-0.) han analizado la posibilidad de acondicionar lodos mediante cenizas de biomasa de madera para obtener un fertilizante natural de buenas características y reducir los costes de la deshidratación de lodos.
En un artículo publicado a finales de 2018 explican que la adición de ceniza de biomasa de madera mejoró la deshidratación del lodo hasta en un 27% y redujo el número total de bacterias en un 83–89% en una escala de laboratorio y en un 40–53% a escala comercial.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados