La compañía Compte-R ha anunciado que suministrará una caldera de biomasa de 4,5 MW en la primera fase de la red de calor que se construye en Ponferrada.

Cuando esté concluida, la red de calor proporcionará energía térmica a varios edificios de Ponferrada. El proyecto consta de tres fases; en cada una de ellas se instalará una caldera de biomasa de 4,5 MW.

El fabricante francés Compte-R se encargará de suministrar la primera caldera. Al finalizar la tercera fase, la potencia final de la sala de calderas será de 13,5 MW.

Primera fase: caldera de Compte-R

La caldera de biomasa es el modelo Compte-R C450 DTHP de 4,5 MW y utilizará astilla de madera para calentar el agua de la red hasta 110 ºC. El sistema de extracción será mediante suelo móvil con capacidad de 320 m3 y la alimentación a caldera se realizará con empujadores.

La entrega está prevista para finales de 2018 y la puesta en marcha, en la primavera de 2019.

El proyecto ha sido impulsado por la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

La Unión Temporal de Empresas ACSA-Maderas Castañeiras es la adjudicataria de la primera fase por un presupuesto de 3.331.718,17 euros más IVA.

La red suministrará 25.000 MWh/año de energía. El consumo máximo previsto de biomasa es de 7.800 toneladas al año. El uso de astilla forestal en lugar un combustible fósil evitará la emisión de 6.000 toneladas de CO2 anuales.

Compte-R también ha suministrado equipos de combustión con biomasa en la ampliación de la red de calor del polígono industrial de Villalonquejar y la red de Fuentes Blancas, ambas en Burgos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados