Tras 6 meses de intensas deliberaciones, la comisión encargada de acabar con el carbón como fuente de energía en Alemania ha publicado su informe final.

Según informa Clean Energy Wire (CLEW), la agencia alemana de noticias sobre energías renovables, el informe final de la comisión establece la ruta para que Alemania pueda eliminar de forma gradual el carbón como fuente de energía y seguir avanzando en su lenta reducción de emisiones.

Los representantes de la industria, las ONG medioambientales, la sociedad civil y los responsables políticos acordaron en las conversaciones que han durado más de medio año que Alemania deberá poner fin a la generación de energía con carbón en el año 2038, con la posibilidad de adelantar la fecha a 2035.

En una primera fase, Alemania debería desconectar 12.5 GW de capacidad de lignito y carbón duro antes de 2022.

El documento detalla los pasos a dar para que el país afronte las implicaciones que supondrá la eliminación del carbón. Este paso tendrá impacto en el futuro económico de las regiones mineras; en el precio de la energía; en la competitividad industrial; en la seguridad del suministro y en la transición a un sistema de energía limpia.

Aunque las conclusiones de la comisión son solo consultivas para el gobierno de Alemania, es muy probable que éste adopte la mayoría de las propuestas.

Publicado en Bioenergy International

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Protección de Datos conforme a la legislación vigente y autorizo el tratamiento de los datos personales facilitados