El barrio de Torrelago en Laguna de Duero, Valladolid, pretende demostrar la rentabilidad económica y social que supone la rehabilitación energética integral en edificaciones de más de 25 años con energías renovables. Gracias a una instalación térmica híbrida biomasa-gas natural y al aislamiento de las fachadas, los vecinos están logrando ahorros del orden del 50% en la factura de energía, además de una revalorización de sus viviendas por la mejora de la calificación energética.

La actuación, auspiciada por el proyecto europeo CITyFIED, beneficia a más de 5000 personas, habitantes de las 1488 viviendas que se reparten en las 31 torres que componen las comunidades de propietarios Torrelago I y Torrelago II.

El proyecto tiene un presupuesto de 16,5 millones de euros, de los cuales, 14 millones se destinan a la mejora de la envolvente de los bloques de viviendas y 2,5 millones a la instalación térmica, incluyendo la generación con calderas de biomasa. Veolia Servicios LECAM es la empresa encargada de la generación, distribución y control del suministro de las energías.

Biomasa como fuente de energía principal

Daniel Benito, delegado de Veolia en Castilla y León, y Victor Asensio, responsable de operación del proyecto, nos han mostrado la sala de calderas de biomasa situada en Torrelago I (T1), la fase más antigua de edificios que comenzó a construirse a finales de los años 70.

Daniel Benito, delegado de Veolia en Castilla y León.

Daniel Benito

Las 12 torres de la fase T1 obtenían energía para calefacción y ACS de una red de calor, ya obsoleta, alimentada por gas natural. La nueva instalación cuenta con 3 calderas de biomasa que suman en total 3,5 MW y tendrá como apoyo en puntas de consumo las 3 calderas de gas natural (9,4 MW) ubicadas en Torrelago 2 (T2).

A partir del año próximo, las dos salas estarán conectadas por tubería y de forma inteligente, de manera que la energía en forma de agua caliente fluirá de una a otra en función de las necesidades de consumo. El objetivo es que la biomasa suministre, como mínimo, el 80% de la energía a T1 y T2.

Daniel Benito explica que el mix energético biomasa-gas natural permite asegurar el suministro de energía al consumidor en todo momento con un coste de la inversión equilibrado.

Sala semienterrada

La nueva sala de calderas se ha enterrado para evitar el impacto visual que hubiera supuesto la construcción de un edificio en la zona común de esparcimiento en T1. El techo de la sala albergará, en su lugar, un bonito jardín japonés.

La construcción de la sala de calderas ha encontrado una dificultad geológica derivada de la localización de arcillas y la capa freática en esta zona tradicionalmente inundada –por algo la localidad se denomina “Laguna de Duero”.

Para evitar el contacto con las aguas subterráneas, la sala está contenida en un cajón impermeable de gruesas paredes y suelo de hormigón, enterrados hasta una profundidad de 18 m, aunque la sala y el silo se encuentran a 8 m.

La obra se ha realizado en tiempo récord: a mediados de diciembre de 2014, menos de 6 meses después de comenzar los trabajos, la instalación estaba entregando ya energía solo con biomasa a las viviendas de Torrelago I.

2500 toneladas de biomasa

Victor Asensio, responsable de operación del proyecto

Victor Asensio

De acuerdo con Victor Asensio, se espera un consumo anual de 2500 toneladas de astilla. La biomasa es suministrada de momento por una empresa forestal perteneciente al grupo Veolia, Enerbosque.

La instalación puede trabajar con madera triturada tamaño G100. Para comprobar el contenido de humedad cuentan con los equipos necesarios en la propia planta. La astilla proviene, actualmente, de zonas cercanas como Cuéllar, Íscar, y también de Toro, en Zamora, o Navalcarnero, en Madrid.

El silo de biomasa, también enterrado, ocupa un único volúmen capaz de contener hasta 120 toneladas de astilla. Se rellena a través de dos portones de apertura hidraúlica situados en su techo, a nivel del suelo; de esta manera la biomasa se reparte de forma homogénea por todo el espacio disponible sin necesidad de ningún sistema mecánico.

Dos pisos móviles en el fondo del silo conducen la astilla hasta el tornillo sinfín que alimenta los hogares de las calderas 1 y 2, de 1250 y 950 kW cada una; y de la tercera unidad, de 1250 kW.

La descarga de biomasa en el silo se programa en función de las necesidades; en invierno llegan cada semana 2 camiones con 25 toneladas cada uno, aunque en los periodos de frío intenso pueden necesitarse hasta 3 descargas semanales. En verano, el suministro se reduce a un camión al mes.

En el patio del montacargas se encuentra el sistema de protección contra incendios del silo compuesto por 18 de bombonas de CO2. Si la temperatura supera los 100 ºC se produce una descarga inmediata de todos los contenedores para eliminar por completo la presencia del comburente, el oxígeno, sin inundar de agua el silo y por tanto sin arruinar el biocombustible. El sistema también se puede accionar de forma manual si fuera necesario.

Generación de energía con biomasa

Las calderas Viessmann Pyrotec se alimentan por afloración del biocombustible desde la parte baja del hogar en forma de tolva. La biomasa que entra va empujando a la que se encuentra ya en combustión en la zona más alta de la tolva, a una temperatura de operación que varía entre 600 y 750 ºC, hasta hacerla caer sobre una rampa donde termina de combustionar y generar los gases que ceden su energía al serpentín de agua situado más arriba.

En la nueva sala de calderas se han instalado 2 depósitos de inercia de 12.000 litros y en cada una de las 12 torres de T1 se ubicarán subcentrales de reparto con un depósito de 750 litros. Los edificios de T2 cuentan con centros de distribución construidos para la red de gas, con sus correspondientes depósitos de inercia.

Tras intercambiar el calor, los gases circulan por un multiciclón donde se decantan los finos que contienen antes de salir por la chimenea. Cada caldera tiene su propia salida de humos; para eliminar el impacto visual se va a realizar una actuación en fachada que las dejará ocultas.

Las cenizas de la combustión y los finos se recogen en contenedores y se trasladan a la planta de compostaje de Valladolid. Para elevarlos desde la sala de calderas se ha instalado un montacargas.

Mejora de la envolvente

Mejora de la envolventeTorrelago 4 RGB 750_mini

Además de la red de calor, se está mejorando la envolvente de los 31 bloques de viviendas. El Sistema de Aislamiento Térmico Exterior –SATE- que se emplea para esta intervención se compone de placas de poliestireno expandido, EPS, con espesor de 80 mm, conforme al estudio de las características climáticas de la zona, D2 según el Código Técnico de la Edificación: inviernos muy fríos y veranos templados.

Las placas de aislamiento recubrirán alrededor de 140.000 m2 de superficie de fachada, a la que se fijan de manera química y mecánica mediante mortero y tacos. La actuación en la envolvente junto con la red de calor completa un sistema de mejora de la eficiencia energética que reduce en, al menos, un 40% el consumo por parte del usuario.

La empresa 3IA Ingeniería Acústica se encarga de la instalación, proyecto y diseño de la actuación de rehabilitación sobre las fachadas. Dicha intervención se extenderá desde 2014 hasta 2017.

Mejora de la envolvente

Distribución y monitorización de la energía

De la sala parten dos anillos de distribución con tuberías preaisladas, uno para las viviendas de T1 y otro, bidireccional, hasta la sala de calderas de gas natural ubicada en T2. Son tuberías Logstor DN 200 para T1 y tuberías DN 150 para T2. Todos los sistema de impulsión cuentan con una bombas de reserva para dotar de mayor seguridad a la instalación.

La monitorización y control de producción y consumos es uno de los aspectos más destacados del proyecto, puesto que su objetivo principal es demostrar que resulta rentable rehabilitar edificaciones antiguas, tanto economicamente como en reducción de emisiones.

La producción de energía es contabilizada por contadores Kamstrup colocados en cada caldera y en los ramales que parten de la central hacia las redes de distribución.

En los puntos de consumo se han colocado contadores en cada torre y también en cada vivienda, adelantándose, de esta manera, a la entrada en vigor de la norma que lo hará obligatorio a partir de 2017.

El termostato individual es inalámbrico; su instalación ha supuesto una intervención mínima en cada vivienda. Los datos son volcados en una plataforma web que permitirá a los vecinos consultar en todo momento de forma online sus consumos y tomar las decisiones de uso que consideren oportunas.

La sala está telegestionada completamente; un técnico realiza una comprobación diaria cada mañana y el resto del tiempo funciona sin necesidad de presencia humana. Avisos y emergencias llegan a los equipos de guardia en cualquier momento del día o la noche.

Daniel concluye la visita resaltando la revalorización patrimonial que supone esta actuación para los propietarios de los inmuebles, aparte del ahorro económico en calefacción y la mejora de confort en las viviendas desde el primer momento.

Eficiencia replicable

CITyFiED es un proyecto europeo coordinado por la entidad española Fundación CARTIF, que pretende transformar las ciudades y barrios europeos en áreas de mayor eficiencia energética, compatibilizando su desarrollo con la sostenibilidad ambiental, económica y social. Su objetivo final es alcanzar soluciones que puedan ser replicadas en otras ciudades europeas, como la rehabilitación de fachadas, los district-heating con energía renovable, o la aplicación de Tecnologías de la Información y Comunicación y redes inteligentes.

Laguna de Duero en España, Lund en Suecia y Soma en Turquía son las ciudades participantes, en las que se está poniendo en práctica estrategias globales de rehabilitación energética.

 


Veolia; diseñador, instalador y operador de sistemas de producción por biomasa

Veolia, empresa líder en el sector de la gestión de la energía, actualmente gestiona y opera instalaciones de biomasa con una potencia instalada superior a 40 MW, que consumen más de 40.000 t/año de biomasa. La instalación de Torrelago ha sido diseñada, construida y es operada por Veolia Servicios LECAM, S.A.U. empresa del grupo Veolia España.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.