El Jefe de abastecimiento en Aalborg District Heating, del grupo danés Aalborg, nos da su opinión sobre el reto que suponen las redes térmicas de cuarta generación -4G-.

redes 4G Jesper Moller Aalborg p_miniJesper Møller visitó España el pasado mes de julio para asistir como ponente a la jornada Redes de Calefacción urbana ‘District Heating’ organizada en León por el Diario de León y Somacyl.

La empresa de servicios públicos Aalborg District Heating suministra calor a más de 34.000 puntos de medición en Dinamarca. La venta de calefacción urbana y servicios cubre los costos totales de construcción y operación de las centrales. Es una de las 5 compañías de DH que ofrecen mejores condiciones económicas a sus usuarios.

¿Cómo define usted el concepto de red térmica 4G?

Cuando hablamos de 4ª generación en relación a las redes de calor o district heating (DH), estamos refiriéndonos a la manera en que producimos y distribuimos el calor.

En primer lugar, si queremos crear sistemas de calefacción urbana de última generación deberemos reducir la temperatura del flujo en el sistema sin comprometer la temperatura de retorno.

Hasta ahora, los sistemas de alta temperatura eran poco eficientes y solo podían controlar sus pérdidas de calor reduciendo la temperatura global. Durante la mayor parte del año, la temperatura del agua puede ser inferior a 60 ºC, mientras que en los periodos más fríos es posible elevarla un poco más.

Desde el punto de vista de la generación de energía, las redes de calor 4G deben “recolectar” todo el calor sobrante en su entorno y utilizar las fuentes renovables de energía disponibles: eólica, de residuos, solar, de recuperación en procesos industriales, etc. En muchos casos, las bombas de calor también pueden ser interesantes.

El éxito de la implantación de redes de calor de última generación radica en garantizar la máxima coherencia, transparencia y control entre producción y consumo de calor.

Dinamarca, líder en el camino de implantar el 4G en las redes de calor

La mayor parte de las empresas danesas del sector del DH trabajan con tecnologías 3G, aunque muchas ya están intentando dar el salto a la siguiente generación, reduciendo las temperaturas en las redes y, sobre todo, con la utilización de tecnologías renovables.

De hecho, alrededor del 50% de las redes de calor danesas emplean biomasa o biogás y se han construido más de 50 sistemas de calefacción solar más bomba de calor.

El sistema de energía danés -y sus redes de calor- se organiza de forma general siguiendo un patrón muy distribuido en comparación con otros países, con muchas pequeñas unidades de generación a partir de energías renovables.

Un sistema distribuido y dividido es más estable y menos vulnerable a cambios coyunturales, como la fluctuación de la producción con fuentes de energía renovable, solar y eólica o la escasez de combustible.

Dinamarca tiene la suerte de contar con un fuerte compromiso de sus ciudadanos con las soluciones comunes y renovables, lo cual facilita a todos los agentes adaptarse e invertir en nuevas tecnologías. Las redes urbanas de calor son vistas como una infraestructura normal como los sistemas de alcantarillado o las carreteras.

¿Cuál cree que será el papel de la biomasa y el biogás en las redes de calor 4G?

Los biocombustibles van a jugar un importante papel en los futuros sistemas de energía y calor en Dinamarca. La carga base la proporcionará el calor residual excedente de la industria, pero también provendrá de fuentes de energía muy fluctuantes como la solar y la eólica.

En períodos con poca o ninguna contribución de estas fuentes de energía fluctuantes, tecnologías como la combustión de biomasa y la cogeneración son vitales para estabilizar los sistemas de energía y seguir produciendo calor.

La biomasa probablemente desempeñará un importante rol junto con las bombas de calor de absorción para aprovechar el calor de la geotermia y con otras fuentes de calor de baja temperatura.

¿Cuál es el principal reto para la transformación digital del sector de la bioenergía?

La idea misma de red de calor distribuida ya es un concepto disruptivo: compartir instalaciones de generación y distribución de la energía en lugar de sistemas individuales para ser más eficientes y económico para los clientes y para la sociedad en su conjunto. Estos sistemas comunes son complejos y el reto es que han de ser gestionados para que desde el punto de vista de los clientes sean cómodos y fáciles de utilizar.

¿Qué medidas está adoptando Aalborg para digitalizar sus redes de calor?

Desde marzo de 2017 y hasta 2019, Aalborg introducirá un nuevo sistema de medición inteligente inalámbrico en los district heating en colaboración con Kamstrup. De esta manera podemos obtener información de nuestros clientes cada hora y descubrir de inmediato problemas o proporcionar asesoramiento personalizado, y así hacer un uso más eficiente de la energía y mejorar las tecnologías de generación.

Con el nuevo sistema de comunicación inalámbrica también podremos monitorizar niveles de contaminación y emisiones, sobre todo en áreas vulnerables cercanas a las instalaciones de producción, por ejemplo.

Entrevista de Silvia López/AVEBIOM

Publicado en BIE37 – Otoño 2017

 

DH de 4G redes

Redes de climatización de 4ª generación (4G).

El Centro de Investigación 4DH de la Universidad de Aalborg es una plataforma de colaboración entre industria, universidad y sector público para investigar el potencial y el desarrollo de las redes de cuarta generación.

Las redes de climatización 4G requieren acciones coordinadas e integradas entre la edificación de bajo consumo y los sistema de calefacción distribuido. Las fuentes de calor de baja temperatura -renovables y calor residual industrial o de otras procedencias- se integran en la operación de los sistemas de energía inteligentes.

El objetivo es mejorar el rendimiento energético de todo el sistema.

Principales características de las redes 4G

  • Utilizan calor renovable y residual producido a partir de fuentes de energía de baja temperatura (30-70 ºC frente al agua caliente presurizada por debajo de los 100 ºC de las redes 3G).
  • Forman parte integral de sistemas de energía inteligentes: existe control y medición inteligentes de la calefacción y de los picos de consumo.
  • Pérdidas de red pequeñas. Menores dimensiones de las tuberías de distribución y mejora de los materiales para su aislamiento.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.