La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa elabora cada trimestre el Índice de Precios de los Biocombustibles Sólidos Domésticos para cliente final.

Pellet de madera

Según el último sondeo de AVEBIOM, los precios del pellet a consumidor final han descendido en todos los formatos llegando a sus mínimos valores desde que comenzó a elaborarse el índice de precios para pellets de madera, en el primer trimestre de 2012.

Los descensos anuales, comparando el precio medio de 2015 y el precio medio de 2016, son significativos: desde un -3,2% para los pellets suministrados en camión basculante, hasta un -6,6% en los precios para el saco suelto.

Comparando los precios del cuarto trimestre de 2016 con el trimestre anterior, el precio del saco individual disminuyó un 4,3%; el del palet de sacos, un 1,1%; el granel en camión basculante, un 0,8%; y el granel en cisterna un 4,6%.

A estas alturas de campaña, cuado comienzan las calefacciones a funcionar, lo habitual es que los precios repunten, pero la mala campaña pasada en cuanto a ventas se refiere y la sobreoferta del mercado español no hacen previsible que los precios vayan a remontar a corto plazo para alcanzar los precios de “campaña” esperables.

Sin embargo, esta temporada el frío ha llegado en fechas habituales y, si se mantiene, podría ayudar a que el mercado comience a normalizarse.

Los precios medios a consumidor final incluyen el 21% de IVA y un transporte medio de 200 km en formato a granel. Se han solicitado precios de pellet en tres formatos diferentes: sacos de 15 kg, palet de sacos (€/tn) y precio del pellet a granel (€/tn); y se consideran las clases A1 y A2, correspondientes a la norma ISO 17225-2.

Los precios se expresan en €/tn y c€/kWh; esta última unidad de medida facilita las comparaciones con los costes de combustibles fósiles como el gasóleo o el gas natural. Para calcular el coste por contenido energético se ha considerado un poder calorífico del pellet de 4100 kcal/kg (4,76 kWh/kg).

El transporte se ha calculado con los coeficientes publicados por el “Observatorio de costes del transporte de mercancías por carretera en julio de 2016”, publicado por el Ministerio de Fomento.

Para obtener los valores medios se han desechado valores extremos que distan de la media más de 3 veces la desviación típica.

precios biocombustibles solidos a cliente final tabla p_mini

Hueso de aceituna

En cuanto al hueso de aceituna, los precios medios en 2016 han sufrido sustanciales descensos en comparación con 2015: -6,1% para los sacos individuales, -5,4% para un palet de sacos, -11% para un camión completo basculante y -13,8% para la cisterna completa.

Los precios de venta recogidos en el cuarto trimestre de 2016 han subido ligeramente en los siguientes formatos: 1,2% el saco; 0,9% el palet; y 0,8% el camión completo basculante. En cambio, vuelve a bajar la cisterna completa (-2,3%).

Los precios del hueso se mantienen relativamente bajos debido, sobre todo, a las importantes caídas de los trimestres anteriores, encontrándose en sus cifras más modestas desde que se comenzó a elaborar el índice de hueso, en el tercer trimestre de 2014.

Sigue, por lo tanto, una tendencia similar a la del pellet de madera. Hay que advertir que varios proveedores todavía no habían establecido precios para esta campaña al no haber empezado la recogida de la aceituna y han comunicado los mismos datos que el trimestre anterior.

En el caso del hueso, los formatos de venta muestreados son los mismos que los del pellet de madera, salvo el saco, que en este caso varía con frecuencia de peso. También se establece un transporte medio de 200 km para los graneles.

Se han considerado las clases A1 y A2 de la norma española para el hueso, UNE 16403, o su equivalente en la certificación BIOmasud, clase A, y se han solicitado precios para el trimestre actual.

Para calcular el coste por contenido energético se ha considerado un poder calorífico del hueso de aceituna de 4100 kcal/kg (4,76 kWh/kg).

Astilla de madera

En lo que respecta a la astilla, los precios para el cuarto trimestre de 2016 se han mantenido prácticamente igual, registrando un ligero descenso del 0,2%.

Se han considerado los tipos normalizados A1 y A2 según la norma ISO 17225-4, con humedad inferior al 35% y granulometría P31,5 – P45 (G30 de la antigua Önorm). En este caso, se ha considerado un transporte de 100 km.

Para calcular el coste por contenido energético se ha considerado un poder calorífico de la astilla de 3800 kcal/kg (4,42 kWh/kg).

Pablo Rodero, Alicia Mira y Virgilio Olmos/AVEBIOM

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.