A la espera de lo que suceda tras las elecciones generales de junio, el sector de las energías renovables sigue sin poder hacer planes de futuro, viendo cómo languidecen en los cajones multitud de proyectos que eran viables hace tan solo un lustro. Pero los argumentos para apoyarlas siguen siendo los mismos.

Desde AVEBIOM volvemos a insistir a todos los partidos políticos para que apuesten de forma decidida por desenganchar al país de los combustibles fósiles y favorecer la implantación de las energías renovables a gran escala. El objetivo es que España sea un país energeticamente independiente, con más puestos de trabajo y con un futuro medioambiental mucho más limpio y sostenible.

Consolidar la biomasa

La biomasa para uso térmico constituye, sin duda, la mejor opción para sustituir a los combustibles fósiles en el suministro de calor a nuestros hogares, industrias y edificios dotacionales y administrativos.

Si, además, el nuevo gobierno apostara de forma decidida por la generación eléctrica con biomasa, se cerraría el círculo del aprovechamiento de la gran cantidad de biomasa con la que cuenta España, valorizando aquélla que no puede aprovecharse para los usos tradicionales ni para fabricar biocombustibles solidos de calidad, como los pellets y la astilla energética.

Por ello, instamos al nuevo Gobierno que surja de las urnas en junio a llevar a cabo acciones decididas para consolidar el cambio a biomasa a un ritmo ágil que termine por desterrar en una mayoría de lugares a los combustibles fósiles que, como sabemos, contaminan y además vacían nuestro país de divisas.

Los montes de España -tercer país de Europa en superficie forestal- acumulan unas existencias cercanas a los 1.000 millones de m3. Del crecimiento anual, que supera los 50 millones de m3 de biomasa forestal, solo aprovechamos 15 o 16 millones de m3 cada año, por lo que su valorización supone una oportunidad extraordinaria. Si lo unimos a los millones de toneladas de biomasas agrícolas, tanto leñosas como herbáceas, que se generan cada año, la valorización energética de la biomasa se convierte en un puntal decisivo para sustituir los combustibles fósiles en España.

Así que seguimos insistiendo para que los políticos apliquen sentido común y apuesten por nuestros recursos y no por engordar las carteras de otros países, vaciando nuestros bolsillos y desaprovechando las grandes oportunidades de crear empleo y riqueza en España.

Javier Díaz González

Presidente de AVEBIOM y editor de Bioenergy International

@JavierD71052

 

Publicado en BIE 32

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.