Las ITV de los equipos de combustión: informe de producto tipo

Pero no vale cualquier laboratorio, sino que debe estar notificado por el Ministerio de Industria ante la Comisión Europea y, para ello, el laboratorio debe estar acreditado por ENAC como Organismo de Control.

A modo de ejemplo, las ITV son entidades acreditadas como Organismo de Control y, de la misma manera que debemos llevar nuestro vehículo para pasar favorablemente ciertos controles y poder seguir circulando por la red de carreteras, los fabricantes de equipos que utilizan combustibles sólidos deben someterlos a ensayo en un Organismo Notificado antes de ponerlos en el mercado.

CEIS es el único Organismo Notificado acreditado como Organismo de Control para el ensayo de equipos que utilizan combustibles sólidos actualmente en España.

Los Organismos Notificados dentro del sistema 3 de evaluación deben elaborar un informe de producto tipo basado en los resultados de ensayo del equipo seleccionado por el fabricante, de tal manera que este último, por su parte, pueda elaborar la declaración de prestaciones correspondiente y, por último, fijar el marcado CE en sus equipos.

Mediante el ensayo de tipo inicial, el Organismo Notificado verifica los requisitos esenciales descritos en el anexo ZA, que son, entre otros: la potencia térmica, el rendimiento energético, las temperaturas superficiales, la temperatura de humos, la emisión de productos de combustión.

REQUISITOS MÍNIMOS PARA LA COMERCIALIZACIÓN

Los aparatos insertables, calderas, cocinas y estufas domésticas que utilizan combustibles sólidos, como la biomasa, deben cumplir los requisitos del RPC, de tal manera que sólo pueden comercializarse si llevan el marcado CE.

Dichos requisitos se recogen en las correspondientes normas de producto armonizadas. El marcado CE no supone, por tanto, una marca de calidad sino que sólo garantiza que el equipo cumple con los requisitos mínimos exigidos por la norma de producto.

EVALUACIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS

En el RPC se especifican varios sistemas de evaluación de conformidad, es decir, quién y qué se debe verificar para tener constancia del adecuado cumplimiento de los requisitos de las normas. Estos sistemas de evaluación van desde el sistema 1+ al 4, en orden de exigencia.

El sistema de evaluación de la conformidad aplicable a los equipos de calefacción doméstica es el 3, por lo que el fabricante debe realizar una serie de ensayos en un laboratorio externo antes de comercializar sus equipos.

Obligaciones del fabricante

¿Deben los fabricantes someter a ensayo cada modelo que fabrican? La respuesta es no. Los diferentes modelos de una o diferentes gamas se pueden agrupar en familias según las reglas de agrupación descritas en las normas de producto, sometiendo a ensayo únicamente los equipos de menor y mayor potencia dentro de la familia, respetando siempre la relación de potencias máximas aplicable a cada tipo de equipo.

En todos los sistemas de evaluación, incluido el que atañe a los equipos de combustión de biomasa, el RPC fija el control de la producción en fábrica para que el fabricante asegure no sólo que el equipo enviado para el ensayo de producto tipo cumple con la declaración que posteriormente va a realizar, sino que todos los equipos que fabrica cumplen con las especificaciones que declara.

Qué es el RPC

El Reglamento de Productos de Construcción (RPC) 305/11, que anuló y sustituyó en 2013 a la directiva 89/106/CEE, establece condiciones armonizadas para la comercialización de productos de construcción en la Unión Europea.

Qué es el RPC

Declaración de prestaciones y marcado CE

Con el informe de producto tipo el fabricante puede emitir la declaración de prestaciones, que es un documento en el que el fabricante asegura que ha realizado todas las tareas dentro del sistema de evaluación de conformidad que le aplica, incluyendo el mencionado control de producción en fábrica y que el producto, si es empleado bajo su uso previsto, tiene unas determinadas prestaciones según el informe de producto tipo.

Por último el fabricante puede fijar el marcado CE en sus equipos.

Conviene remarcar que el marcado CE no está libre de control. En España, la vigilancia en el mercado está transferida a las Comunidades Autónomas, que pueden realizar inspecciones de mercado adquiriendo equipos y enviándolos a laboratorios acreditados para su ensayo y así comprobar si lo que asegura el fabricante en la declaración de prestaciones y en el marcado CE es cierto.

Mayor protección del consumidor

¿Cómo pueden las marcas de certificación voluntarias ofrecer una mayor protección al consumidor? El marcado CE no es una marca de calidad, sino que únicamente garantiza que el equipo cumple con los requisitos mínimos exigidos.

Las marcas de calidad de producto certificado, como AENOR, ofrecen un nivel superior de evaluación y por tanto confieren mayor confianza hacia los productos que la ostentan, puesto que incorporan elementos adicionales de control como la verificación de características no esenciales, el aumento y evaluación de los requisitos del control de la producción en fábrica así como un mayor número de ensayos para la verificación de la constancia de las prestaciones.

AENOR se encuentra, en este momento, ultimando un sistema de certificación para aparatos insertables, calderas y cocinas domésticas que utilizan combustibles sólidos.

Federico Muñoz Sánchez
Director Técnico Comercial en CEIS
www.ceis.es

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.