La industria relacionada con las energías renovables creó más de 500.000 empleos nuevos en todo el mundo en 2017, un aumento del 5,3 % con respecto a 2016, superando los 10 millones de puestos de trabajo totales por primera vez, según las últimas cifras publicadas por la Agencia Internacional de la Energía Renovable (IRENA).

“La energía renovable se ha convertido en un pilar del crecimiento de una economía baja en carbono para los gobiernos de todo el mundo, un hecho que se refleja en el creciente número de puestos de trabajo creados en el sector”, según Adnan Z. Amin, Director General de IRENA.

Según la 5ª edición del documento “Renewable Energy and Jobs – Annual Review”, publicada el 8 de mayo en el 15º Consejo de IRENA en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos (EAU), el número total de personas empleadas en el sector, incluida la energía hidroeléctrica de gran tamaño, ahora es de 10,3 millones a nivel mundial, superando la cifra de 10 millones por primera vez.

IRENA_jobs2017

China, Brasil, Estados Unidos, India, Alemania y Japón siguen siendo los mayores consumidores de energía renovable del mundo, y proporcionan más del 70 % de todos los trabajos de la industria a nivel mundial. Aunque un número cada vez mayor de países aprovecha los beneficios socioeconómicos del uso de las energías renovables, la mayor parte de la fabricación ocurre en unos pocos países y los mercados nacionales varían mucho en tamaño. El 60% de todos los trabajos de la industria de la energía renovable se ubican en Asia.

Los datos también subrayan una imagen cada vez más regionalizada, destacando que en los países donde existen políticas atractivas, los beneficios económicos, sociales y ambientales del uso de la energía renovable son más evidentes.

“Fundamentalmente, esta información respalda nuestro análisis de que la descarbonización del sistema energético mundial puede hacer crecer la economía mundial y crear hasta 28 millones de empleos en el sector para 2050″, aclara Adnan Z. Amin.

El mayor generador de empleo renovable es la PV solar

La industria solar fotovoltaica sigue siendo el mayor generador de empleo de todas las tecnologías renovables, con cerca de 3,4 millones de puestos de trabajo, casi un 9 % más que en 2016, después de un récord de 94 GW de instalaciones en 2017. Se estima que China genera dos tercios de los trabajos en el sector fotovoltaico – equivalente a 2,2 millones -, lo que representa una expansión del 13 % con respecto al año anterior.

A pesar de una ligera caída en Japón y Estados Unidos, los dos países siguen a China como los mayores mercados de empleo en energía solar fotovoltaica del mundo. India y Bangladesh completan un top 5 que representa alrededor del 90 % de los trabajos.

Más de 3 millones de trabajos en bioenergía

El sector mundial de la bioenergía – biocombustibles líquidos, biomasa sólida y biogás – es el segundo mayor generador de empleo. Tras dos años de declive, el sector agregó 266.000 puestos de trabajo para alcanzar los 3,05 millones de personas empleadas,superando los 3 millones por primera vez.

Casi dos tercios de estos trabajos se encuentran en el sector de los biocombustibles líquidos, en los que el empleo en todo el mundo se estima en 1,93 millones, situando a esta actividad en el segundo puesto en la general de creación de empleo renovable.

La mayoría de estos trabajos se genera en la cadena de valor agrícola al plantar y cosechar materias primas, mientras que la construcción de instalaciones de procesamiento de los biocombustibles y la operación y mantenimiento de las plantas emplean a menos personas.

El informe también señala que los cambios en el empleo de biocombustibles no equivalen necesariamente a ganancias o pérdidas netas de empleo. El aceite de palma, la soja y otras materias primas similares se utilizan para diversos fines agrícolas y comerciales, además del sector energético, y la demanda del usuario final es relativamente fluida.

IRENA_biofuel_jobs2017

El empleo en la eólica disminuyó el 2017

Según el informe, el empleo en la industria eólica se contrajo ligeramente el año pasado a 1,15 millones en todo el mundo. Si bien los puestos de trabajo en la eólica se encuentran en un número relativamente pequeño de países, el grado de concentración es menor que en el sector fotovoltaico solar.

China representa el 44 % del empleo eólico mundial, seguido de Europa y América del Norte con el 30 y el 10 %, respectivamente. La mitad de los diez principales países con la mayor capacidad instalada de energía eólica en el mundo son europeos.

“La transformación de la energía es una oportunidad de mejora económica y de aumento del bienestar social a medida que los países implementan políticas de apoyo y marcos regulatorios atractivos para impulsar el crecimiento industrial y la creación de empleos sostenibles. Al proporcionar a los encargados de formular políticas este nivel de detalle sobre los empleos en energías renovables, podrán tomar decisiones informadas sobre objetivos nacionales importantes, desde educación y capacitación hasta políticas industriales y de regulación del mercado laboral. Tales consideraciones respaldarán una transición justa y equitativa a un sistema energético basado en energías renovables”, dijo la Dra. Rabia Ferroukhi, Jefe de la Unidad de Políticas de IRENA y Directora Adjunta de Conocimiento, Política y Finanzas.

 

Alan Sherrard/Bioenergy International

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.