La compañía francesa Carbonex presenta su innovador concepto de biorrefinería, capaz de generar electricidad, calor y carbón vegetal de manera limpia y eficiente a partir de recursos locales y respetando el medio ambiente.

Los cuatro hermanos Soler-My, también socios de la empresa, buscaron desde principios del siglo XXI diversificar su producción para terminar evolucionando finalmente desde la carbonización practicada por su padre en los años 70 a un concepto más sostenible y rentable de trigeneración basado en la producción limpia y simultánea de carbón, calor y electricidad.

En 2012 comenzó a funcionar su planta de trigeneración en cocombustión con astilla de madera y gas de pirólisis para producir de manera continua electricidad, calor para secar la madera para carbonizar, y por supuesto el carbón vegetal.

Esta diversificación de la producción les permite hoy en día obtener un 30% de sus ingresos de la generación de electricidad, que vierten a la red gracias a un contrato por 20 años con EDF. En 2015, facturó 14 millones de € y dio empleo a 45 personas, de ellas una docena trabajan en la sección de I + D.

Una solución tecnológica única

Una caldera de lecho fluido burbujeante de 15 MW térmicos suministrada por el fabricante finlandés Renewa produce vapor a 480 ºC y 60 bar para alimentar una turbina de 3,3 MWe a partir de la combustión de astilla de madera y el gas de pirólisis recuperado de los hornos de carbonización a través de un sistema centralizado de recogida. Renewa también se ha encargado de instalar el sistema de filtración de los gases de la combustión.

En total la planta alberga ocho reactores de carbonización de fabricación propia que funcionan por ciclos y se conectan en forma de estrella alrededor del colector que suministra el gas de pirólisis de la madera a la caldera.

El calor de baja temperatura recuperado en la turbina se aprovecha en los silos-secaderos verticales para secar la madera que luego se carboniza y para calefactar sus instalaciones. Los troncos son previamente cortados en piezas menores por una rajadora de tambor.

La familia Soler-My ofrece su experiencia para replicar el proceso en cualquier parte del mundo, con o sin generación eléctrica.

Empresa familiar

Carbonex es una compañía familiar francesa creada en 1993 por cuatro hermanos herederos de la experiencia en carbonización de su padre en la década de los 70. En la actualidad fabrica y distribuye carbón vegetal y briquetas para el mercado europeo de las barbacoas desde su otra fábrica en Brasil y la instalación situada en el NE de Francia. La producción anual de carbón vegetal es de 10.000 toneladas.

Hermanos Soler-My, socios de Carbonex

Hermanos Soler-My, socios de Carbonex

Jean Soler-My, uno de los socios, reflexiona sobre el mercado del carbón, “uno de los oficios más antiguos del mundo, olvidado y a menudo despreciado, pero que con nuestro proyecto vuelve a conectar con las demandas del mundo moderno”.

Su hermano Pierre añade que “esta innovación supone una ruptura tecnológica con los sistemas previos, y devuelve la posibilidad de producir carbón vegetal en Europa Occidental de forma económica y acorde con una transición energética respetuosa con el medio ambiente”.

El innovador concepto de biorrefinería fue presentado al mundo en la exposición sobre “Soluciones de Bajo Carbono” que se celebró durante la COP21 de París, en diciembre de 2015.

Más información en www.carbonex.fr

 

Frédéric Douard/Bioenergie International Francia

www.bioenergie-promotion.fr

Publicado en BIE 35 · Primavera 2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.