La empresa chilena AgriChile del Grupo Ferrero ha comenzado un proceso de sustitución de quemadores de gasóleo por otros de biomasa que en los próximos 2 años llegará a otras 17 plantas de secado de avellana que el grupo empresarial tiene por todo el mundo.

El fabricante español de equipos de combustión, Natural Fire, se ha encargado de montar la planta piloto con 18 quemadores de biomasa en las instalaciones de AgriChile en Talca, al sur del país.

Durante 2 años, la industria, que se ha convertido en un importante polo productor de avellanas europeas en los últimos años, ha probado un quemador de 300 kW para generar la energía que necesitan sus secaderos de avellana a partir de la cáscara del fruto.

Los objetivos -ahorro económico y reducción de emisiones- se han conseguido al optimizar el rendimiento energético de la planta mediante la valorización del residuo propio.

Proceso de secado de la avellana

Los secaderos de avellana trabajan 12 horas al día entre febrero y junio para procesar la producción de unas 8.000 hectáreas de cultivo de avellana. El fruto con su cáscara permanece 3 días en el interior del secadero donde tienen lugar los ciclos de secado (3 horas) y enfriamiento (una hora).

Para disminuir la humedad en la cáscara sin dañar la propia avellana se trabaja con temperaturas poco agresivas, entre 48 y 52 °C. Cuando la avellana entra al proceso, la humedad de su cáscara es del 12% aproximadamente. Una vez finalizado, este porcentaje se ha reducido al 8%.

Planta piloto con 18 quemadores

La empresa pasó de desechar toda la cáscara a venderla, hasta que hace 2 años decidió comenzar las pruebas con el quemador de biomasa Y-300LA de Natural Fire. Finalmente la empresa murciana ha instalado la primera planta piloto para el Grupo Ferrero.

La instalación cuenta con 18 quemadores iguales al probado con sistema automático de alimentación. Cada quemador dispone de un tornillo sin fin de 3 metros de longitud con un husillo interior para verter la cáscara de avellana en su interior. Los quemadores garantizan un rendimiento superior al 95% y una gran durabilidad en sus prestaciones.

Combustible a coste cero

El consumo de gasóleo de la planta llegaba a 4.300 litros diarios, que ahora se sustituyen al 100% por la cáscara generada en la industria. En total, se necesitan 8.700 kg de cáscara al día para abastecer a los 18 nuevos quemadores.

El poder calorífico de la cáscara de avellana es de 17.500 kJ/kg, similar al del pellet de madera de alta calidad, mientras que el porcentaje de cenizas es de apenas el 1,5%.

Máximo de tiempo de operación con mínimo mantenimiento

La línea de quemadores LA (limpieza automática) de Natural Fire está equipada con un sistema de doble parrilla que permite prescindir del mantenimiento diario para limpieza de la parrilla, como requieren la mayoría de equipos del mercado.

17 plantas más

Natural Fire ha llegado a un acuerdo con el Grupo Ferrero para sustituir en los próximos 2 años 250 quemadores de gasóleo por otros tantos de biomasa en 17 plantas de todo el mundo.

 

Perfecto Forte/Gerente de Natural Fire

www.naturalfire.es

Publicado en BIE 37 – Otoño 2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.