Cuatro años después de finalizar la rehabilitación energética integral del Barrio de Lourdes, en Tudela, Navarra, la empresa pública Nasuvinsa y la empresa de servicios energéticos que explota la red de calor, Veolia, repasan la evolución del proyecto Lourdes Renove.

El proyecto es la primera fase de la rehabilitación de este barrio de vivienda social promovida entre 1954 y 1972, y que contaba con unos sistemas constructivos muy básicos, carentes de cualquier tipo de aislamiento térmico.

La renovación energética integral se realizó en 2012 sobre los edificios de la Comunidad de Propietarios San Juan Bautista (edificios tipo 2 y tipo 4) sobre los siguientes elementos:

  • Sala de Calderas. Se sustituyeron las calderas de gasóleo por 2 calderas VIESSMANN de biomasa PYROTEC de 720 kW con agua a 85/65ºC y se instalaron 3 calderas de condensación de gas natural de 665 kW para los picos. El objetivo era obtener el 80% de la energía a partir de la biomasa.
  • Red de Distribución general con tubería Isoplus de EFITERM, de acero pre-aislada con sistema de detección de fugas.
  • Viviendas. Actuación sobre la envolvente mediante colocación de placa Neopor de 60 mm como aislamiento térmico exterior de fachadas (SATE).
    nasuvinsa tipos bloques tudela_mini

    Tipología de bloques en la rehabllitación del barrio de Lourdes

    1. ¿Cuál ha sido el ahorro obtenido por los vecinos desde que se realizó la intervención?

    El ahorro se produjo desde el primer año de funcionamiento y fue superior al 30% respecto de la campaña anterior manteniendo el mismo horario de servicio. Las previsiones de ahorro iniciales eran del 20%.Este ahorro se debe, en gran medida, a la reducción del consumo por la instalación de contadores individuales y también por el menor coste del kWh producido con biomasa respecto del producido con gas.

    A pesar de que la comunidad de propietarios está amortizando la inversión realizada en el año 2011, la cuota  de calefacción ha sido inferior a la prevista inicialmente, debido al mayor ahorro de combustible obtenido con la nueva red.

    Con los sistemas instalados para regular la temperatura en las viviendas, termostatos y válvulas termostáticas, y el control de los consumos gracias a los contadores individuales, los vecinos pueden decidir cuánto gastan en calefacción.

    Aunque supone una ventaja respecto de la situación anterior, ha puesto en evidencia las dificultades económicas de muchas familias del barrio que ahora pueden disminuir el consumo de calefacción para ahorrar a costa de un menor confort en sus viviendas.

    La situación económica de crisis global ha sido especialmente dura en los barrios de vivienda social, como el barrio de Lourdes.

    2. ¿Ha habido incidencias en la nueva instalación de biomasa?

    En la actualidad no hay incidencias reseñables, pero durante los primeros meses se registraron fugas en los elementos de conexión con los radiadores. Se renovó toda la red a excepción de los radiadores y este fue el principal problema en la primera campaña de calefacción.

    3. ¿Cuánto aporta la biomasa y cuánto el gas?

    La previsión era de un 80% de biomasa y un 20% de gas y de hecho, aunque el porcentaje de cada combustible varía de unas temporadas a otras, la facturación no puede superar en ningún caso el 20% de aportación de gas, cuyo precio por kWh es ligeramente superior al kWh producido por biomasa.

    El primer año de funcionamiento, con un servicio de 12 horas, el porcentaje de biomasa fue del 70%, sin embargo, el segundo año, con la implantación del servicio 24  horas se produjo un aumento del consumo de biomasa hasta el 80%, debido a que la producción nocturna se realiza solo con biomasa aprovechando su inercia térmica.
    La implantación del sistema 24 horas ha sido un éxito y en estos momentos el consumo nocturno supone un 27% del total.

    4. ¿En qué tipología de bloque se han obtenido los mejores resultados, considerando más ahorro y más confort para el vecino?

    Hay dos tipologías dentro del grupo de calor. El bloque con planta en “H”, con un total de 27 portales, que se distribuyen en 5 crujías con 4 viviendas por planta y patio en la crujía central, donde se ubica también la caja de escaleras. La otra tipología es la torre aislada con planta en “H” y el patio abierto, con solo 4 portales. Con la renovación de la red de calor el consumo medio de estas viviendas ha pasado de más de 100 kWh/m2 a 65 kWh/m2.

    En las viviendas de bloque que se han aislado este consumo se sitúa en torno a los 30 kWh/m2, un consumo realmente bajo teniendo en cuenta que se mantiene una temperatura media interior de 21º.
    El bloque es una tipología más ahorradora que las torres, debido a su menor desarrollo de fachadas y por tanto menores pérdidas a través de la envolvente.

    5. ¿Qué elemento -sistema de generación de energía, aislamiento, monitorización de consumos…- tiene más trascendencia para reducir el importe de la factura para cada vecino garantizando el confort?

    Desde Veolia, empresa de servicios energéticos encargada de la gestión de la red de calor, señalan que en la reducción del importe de facturación, los principales condicionantes por orden de importancia son:
    –    El aislamiento de la envolvente del edificio,
    –    La incorporación de energías renovables
    –    La correcta gestión y monitorización de consumos.
    Ahora bien, desde el punto de vista de rentabilidad de las inversiones, el orden es inverso.

    6. ¿Qué nuevas actuaciones se han ejecutado desde las iniciales?

    Al disponer de un sistema de individualización y control del consumo por vecino, se propuso aumentar a 24 horas la disponibilidad de calefacción, con un periodo nocturno cubierto al 100% con biomasa y a un precio menor.
    También se ha propuesto implantar un sistema de producción de ACS aprovechando la energía de la red de calor, que no se contemplaba al inicio del proyecto. Se ha realizado una prueba en una vivienda, consiguiendo un mejor coste económico para el usuario, además de seguridad y tranquilidad en el servicio.

    7. ¿Qué biomasa se utiliza y cuál es la frecuencia?

    La frecuencia de descarga de biomasa está relacionada con la época del año y la demanda de energía. En los períodos de mayor demanda, es necesario suministrar pellet ENplus cada 15-18 días.

    8. ¿Cómo se lleva a cabo la hibridación de las tecnologías biomasa y gas natural? ¿Se podría hibridar con energía solar?

    El sistema de producción está compuesto por 2 calderas de biomasa de 720 kW cada una y 3 calderas de gas natural de 665 kW cada una. Todas vierten la energía a un colector común que alimenta la red de calor.

    La demanda de energía se cubre de forma prioritaria con la instalación de biomasa y, en caso de ser necesaria una mayor potencia, se van incorporando de forma escalonada las calderas de gas.

    La hibridación es controlada por un sistema de regulación que automatiza el arranque y parada de las calderas, manteniendo la premisa de priorizar la producción con biomasa.

    En cuanto a la incorporación de energía solar, al tratarse de un circuito primario para calefacción, sin producción de agua caliente sanitaria centralizada, debería tratarse de un sistema capaz de producir agua caliente a alta temperatura.

    9. ¿Cómo se lleva a cabo la monitorización y gestión del sistema?

    El sistema está monitorizado y telegestionado las 24 horas. Cualquier incidencia genera una alarma, permitiendo una respuesta rápida por parte de los técnicos y minimizando los tiempos sin servicio para los usuarios.

    Veolia dispone de la plataforma HUBGRADE, un sistema pionero en España de centralización y control de instalaciones que permite controlar y parametrizar indicadores KPI para optimizar el rendimiento de la instalación.

    10. ¿Existen otros barrios interesados en proyectos similares?

    Actualmente se está planteando sustituir combustible fósil por biomasa en varios grupos de calor del barrio de la Chantrea, en Pamplona. En este caso se plantea centralizar la producción de calor en un solo punto y dar servicio a varias redes existentes mediante una red a escala de barrio.

    En varias instalaciones de este barrio se están realizando mejoras en el aislamiento de las redes de distribución y en la regulación del sistema, instalando subestaciones con intercambiadores de calor. También se están colocando contadores por portal que posibilitarán la posterior instalación de repartidores de costes y, de esta forma, dar cumplimiento a la directiva europea UE 27/2012 de eficiencia energética.

    11. ¿Qué aspectos se mejorarían en siguientes proyectos?

    Uno de los aspectos a mejorar es la capacidad de acumular la energía térmica producida durante las horas de menor consumo para aprovechar la inercia térmica de las instalaciones de biomasa.

    En opinión de la comunidad de propietarios, sería interesante implantar sistemas de control de consumos como el pago anticipado para evitar la morosidad.

    12. En una vivienda estándar ¿cuál es la composición de la factura: parte fija y parte variable?

    La parte fija incluye varios conceptos como la amortización del préstamo, el mantenimiento de la instalación, los gastos del funcionamiento mínimo necesario para garantizar el servicio a las viviendas y los costes de administración.

    El mantenimiento supone el 40% de la cuota fija.

    La parte variable corresponde exactamente al consumo efectuado con una cuota diferenciada en función del horario, diurno o nocturno.

    13. ¿Están los vecinos informados sobre su contribución en la reducción de GEI respecto a la situación previa a la intervención?

    Veolia entrega cada año un informe a los responsables de la red de calor donde se detalla la energía útil consumida por los vecinos, los ratios de pérdidas en la red y los porcentajes de producción con cada uno de los combustibles.

    A su vez, se les entrega la información relacionada con las emisiones de CO2 a la atmósfera y el ahorro que se ha conseguido frente a la instalación inicial.

    Estos ahorros de CO2 ascienden a 650 tn CO2 anuales de media en estos años, pudiendo aumentar en función del porcentaje de biomasa utilizado.

    Muchos vecinos han mostrado su interés en visitar su instalación, por lo que se han organizado visitas con ellos para explicarles el funcionamiento.

 


 

La importancia de aislar

El consumo térmico en calefacción de una vivienda en bloque depende sobre todo de su ubicación dentro del edificio y del aislamiento térmico del mismo.
Se han monitorizado 6 viviendas aisladas y 6 sin aislar para comparar su consumo térmico y sus parámetros de confort.

  • Edificios monitorizados:
  • Influencia de la ubicación:
    Las viviendas situadas en planta primera, sobre locales no calefactados, y las de la última planta resultan muy penalizadas en el coste energético de la climatización: las primeras plantas consumen alrededor de un 25% más que las situadas en las plantas intermedias y las últimas planta, un 40% más. La diferencia es más acusada en los edificios que no están aislados.
  • Influencia de aislar la envolvente:
    La diferencia de consumos entre una vivienda aislada y otra sin aislar es superior al 45 %.

Además de la diferencia de consumos entre una vivienda aislada y otra sin aislar, el salto térmico es muy superior en la vivienda sin aislar, de modo que la temperatura de confort solo se consigue en una pequeña franja horaria.
La vivienda no aislada, con un salto térmico de 7,5ºC, obtiene una temperatura media por debajo de los 19ºC, es decir, por debajo de la temperatura considerada de confort (entre 20 y 21ºC).
La vivienda aislada, con un salto térmico de 3 ºC, alcanza una temperatura media de 21ºC, es decir, ligeramente por encima de la temperatura de confort.
La mejora de la envolvente térmica ha supuesto para estos edificios una mejora de la calificación energética de dos letras; las viviendas de plantas intermedias han saltado de una calificación “D” a “B “.

 

Isabel Izcue, Jefe de Área de Asesoría Urbanística, Rehabilitación y Regeneración Urbana de NASUVINSA

www.nasuvinsa.es

Diego Galilea, responsable de Veolia en Navarra y La Rioja

www.veolia.es

Fermín Torrens, administrador de la Comunidad de Propietarios San Juan Bautista.

Publicado en BIE nº34 – Diciembre 2016

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.