La explotación agropecuaria de Dominique Pruvost, en el pueblo de Thiembranne situado en el Departamento de Pas-de-Calais, al norte de Francia, comenzó a producir metano en 2010. Gracias a su instalación de biogás y un motor de cogeneración de 250 kWe valorizan sus residuos y los de industrias cercanas para obtener electricidad, calor para secar y energía para calefacción. En breve ampliarán su capacidad de generación eléctrica.

500 kWe con 130 vacas

La explotación produce 1,2 millones de litros de leche al año gracias a sus 130 vacas, además de hierba, trigo y colza. Estas actividades generan anualmente 3500 toneladas de purín, 100 toneladas de paja procedente de la cama del ganado y 400 toneladas de restos de ensilado.

En sus instalaciones procesan también residuos vegetales, sobre todo acelgas, procedentes de granjas próximas. En abril de 2016 instalarán un segundo motor de cogeneración de 250 kWe, lo que permitirá tratar más restos provenientes del exterior. La potencia total será de 500 kWe.

Cada día la planta requiere 4 horas de trabajo: 2 horas para alimentar los digestores y realizar el mantenimiento de las tuberías, y otras 2 horas para secar el digestato. Gracias a la instalación Dominique ha logrado aumentar la rentabilidad de la granja, de manera que ha creado un puesto de trabajo más, destinado a su hijo Gautier.

Diseño en pendiente

La planta se ha instalado en lo alto de una pradera de 1,25 ha con una pendiente del 7%. Los purines se impulsan a los digestores directamente desde la fosa situada en las cuadras por una tubería enterrada. Las bombas realizan la impulsión una vez cada hora.

La instalación consta de 3 digestores de hormigón de 2000 m3 cada uno; además, otros 3000 m3 de material se encuentran repartidos entre las tuberías y áreas de almacenaje al aire libre. En un edificio de 900 m2 se encuentran las instalaciones de secado de purín y las oficinas y en otro de 400 m2 se almacena el digestato ya seco.

La ingeniería AES Dana y la empresa belga Biodynamics decidieron semienterrar los digestores para protegerlos de los fuertes vientos y conseguir así mayor temperatura en el proceso. La recirculación del calor residual mantiene la temperatura de los dos digestores a 38-40ºC con una potencia máxima necesaria en invierno de 30 kW y casi nula en verano.

Se ha instalado una báscula Robbe, mezcladoras Suma (3 por digestor), una desulfuradora y un sistema de control AES Dana. Los análisis químicos de la instalación los realiza la empresa Innolab. Los equipos de purificación del biogás y los motores de cogeneración han sido instalados por la empresa Schnell Motoren.

400.000 € de inversión

“La reglamentación de tratamientos de purines nos exigía una fuerte inversión que hemos decidido rentabilizar con una inversión de 400.000 €”, afirma Dominique. Para llegar a esta solución han sido necesarios 4 años de reflexión, estudios y visitas a instalaciones de biogás en Francia y otros países, más un año dedicado a la construcción de las instalaciones.

La planta se ha diseñado para producir 2 GWh de electricidad por cada motor de 250 kWe, con una recuperación de calor de otros 2 GWh. El precio de venta de la electricidad renovable está en máximos: 20,6 c€/kWh, incluyendo las primas a la producción de electricidad y las de gestión de purines.

La energía térmica de la recuperación de calor se utiliza en un secadero de 40 m2 para secar cereales y subproductos destinados a fabricar pienso para animales. El secadero se dimensionó desde el principio para aprovechar la energía residual de los dos motores.

La energía térmica que aún sobra se utiliza para calentar 3 viviendas próximas, en las que habitan Dominique y su familia, mediante una red de 350 metros.

La amortización de la instalación con los dos motores a pleno rendimiento es de 7 años, mientras que con un solo motor sería de 9 años.

Biogás en Francia

Tratar o eliminar el biogás de vertedero es obligatorio en Francia desde 1997. Desde 2012 , las industrias que generan más de 120 t/año de residuos orgánicos deben separar dicha fracción y reciclarla; y a partir de 2016 estarán también obligados a hacerlo todas las empresas de restauración que generen más de 10 t/año, como hoteles y restaurantes.
En 2006 y 2011 se incrementaron las primas a la producción de electricidad a partir de biogás, de modo que se convirtió en un interesante negocio para el sector agrícola. Desde finales de 2011 los productores pueden, además, elegir entre inyectar directamente el biogás a la red o cogenerar, paso que está siendo definitivo para desarrollar el sector del biogás de origen agropecuario en todas las regiones de Francia.
Las tarifas para las plantas de menos de 500 kW deberían haber sido publicadas a principios de 2016, aunque a fecha de la edición de esta revista aún no lo habían sido. Las tarifas para las plantas de más potencia concurren a licitación.

El último atlas de instalaciones de valorización de biogás que publica Bioenergie International, ha inventariado 917 centros de aprovechamiento, 100 más que en 2015.

Frédéric Douard, Bioenergy International Francia

www.bioenergie-promotion.fr

Traducción de Antonio Gonzalo Pérez, Bioenergy International España

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.