Carsan Biocombustibles es una de las empresas pioneras en la industria española de la bioenergía. Comenzó hace 14 años distribuyendo hueso de aceituna, pellet y calderas de hueso desde Granada y hoy diseña y monta equipos propios en su fábrica de Madrid. Los últimos inviernos de temperaturas suaves y el precio de los combustibles fósiles no ayudan, pero ellos mantienen la ilusión y el objetivo de sacar nuevos productos cada año.

Juan Vega de Seoane, uno de los accionistas de la empresa, nos recibe en sus instalaciones y nos transmite el esfuerzo que están realizando para fabricar productos con una buena relacion calidad precio.

Su marca CLBio tiene dos líneas de producción: las estufas de pellets, diseñadas por su equipo; calderas domésticas policombustibles y, en breve, calderas industriales de alta tecnologia. Todas con acreditación CTAER.

Acreditación CTAER
El Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables, CTAER, realiza investigación y acreditación de calderas de biomasa hasta 50 kW. El Centro ofrece asesoramiento en el diseño, caracterización mecánica y termodinámica del dispositivo (potencia, rendimientos, temperaturas, emisiones gaseosas y partículas…etc), I+D+i sobre la formación de escorias, ensayo de combustibles alternativos y tramitación para obtener el marcado CE. Más información en ctaer.com

Francisco Carranza es el gerente de Carsan; explica que la estrategia para que la marca CLBio se haga un hueco en el mercado es ofrecer un producto con buena relación entre diseño, calidad y precio y saber llegar al consumidor final a través de distintos canales de distribucion.

Junto con el ingeniero Javier Núñez y la arquitecta Marta Muñoz componen el equipo I+D de la empresa. Estiman un periodo de entre 9 y 12 meses para diseñar desde cero un equipo, realizar todas las pruebas y presentarlo en el mercado.

Uno de los logros que les causa mayor satisfacción es haber desarrollado un software y hardware propio para controlar los distintos equipos que fabrican. Han tardado un año en prepararlo y el objetivo principal es facilitar la tarea al usuario. Según Javier, “la ventaja de desarrollar un software propio es que se adapta totalmente a los componentes de la estufa y facilita la labor del servicio técnico, que conoce perfectamente dónde encontrar cada componente en la placa”.

ESTUFAS

Diseñan y fabrican diferentes líneas de estufas bajo el nombre CLBio: Home, Paso y Ring se fabrican en 3 potencias -8, 10 y 12 kW- y en sus variantes Plus y Pro. Salvo el modelo circular –Ring-, el resto pueden ser canalizables a 3 metros. Los modelos Paso están pensados especialmente para ubicar en pasillos o espacios estrechos.

Las hidroestufas también se fabrican en las variantes Plus y Pro y en potencias de 12, 15 y 18 kW

Las nuevas estufas incluyen una pequeña pero significativa innovación, única de Carsan: un deflector que orienta la salida de aire caliente del equipo, lo que mejora el confort del usuario.

Para mantener el cristal limpio más tiempo, la puerta es barrida por una cortina de aire, sin afectar al comportamiento de la combustión.

Gracias a la cámara de vermiculita y al deflector para retener los humos en su interior, la temperatura de combustión es mayor y aumenta la eficiencia del equipo.

El software de control de los equipos ha sido diseñado en Carsan. Javier, el joven ingeniero industrial, se encarga de ello y también del servicio técnico postventa. La programación permite, en los modelos canalizables, mantener a distintas temperaturas las habitaciones. Una aplicación para móvil facilita el control del equipo a distancia mediante wifi o bluetooth.

CALDERAS

Comercializan calderas domésticas e industriales. A partir de 2017 el modelo industrial más sofisticado se fabricará en sus instalaciones de Madrid.

Comercializa dos calderas de uso doméstico:

  • CLBio Compacta: Caldera policombustible automática de 24 kW, con hasta el 92% de rendimiento, limpieza automática y triple sistema de seguridad para el retorno de llama: válvula rotativa, válvula hídrica y doble sin fin.
  • CLBio Combi: Caldera policombustible semiautomática, con hasta el 85% de rendimiento y capaz de quemar leña.

Y también son dos los modelos de caldera para uso industrial:

  • El modelo Indi es el más sencillo y puede quemar pellet, cáscara o hueso. Se fabrica hasta 1 MW y el cuadro de control está configurado por Carsan.
  • El modelo iPlus se comenzará a fabricar en las instalaciones de Carsan en 2017. Es un equipo automático que utiliza pellet o astilla y está disponible en potencias de hasta 500 kW. Tiene entradas de aire primario, secundario y terciario y su rendimiento es superior al 93%. Incluye ciclón de humos para la separación de volátiles. Y cuenta con telegestión web y alarma vía SMS.

Ampliar mercado

Carranza asegura que la instalación de calderas de biomasa es el sector que más se ha resentido por la caída del precio del gasóleo. Esta circunstancia está retrasando la toma de decisiones de empresas y particulares para realizar sustituciones de tecnología. La estufa, en contraste, se considera una fuente complementaria de calor, por lo que no ha sufrido tanto por los últimos vaivenes. Juan piensa que si no se subsidiara el gasóleo de calefacción, la penetración de la biomasa sería más fácil y rápida.

Para ampliar el mercado a la marca CLBio, Carranza lo tiene claro: colocar un buen número de equipos rapidamente. Para ello, el mejor argumento es una buena relación calidad/precio y la mejor vía, apoyarse en la gran distribucion. Este año esperan duplicar los números de la temporada anterior.

Francisco es consciente de que la irrupción de las grandes superficies ha provocado un abaratamiento de las estufas domésticas, pero también, arguye, han popularizado la biomasa entre los ciudadanos. Para no dañar a sus distribuidores locales, “permitimos que sean tan competitivos como los grandes centros”, explica. El servicio técnico lo realiza directamente Carsan, independientemente del punto de venta de los equipos.

En Carsan trabajan 14 personas, entre personal de dirección y administración, comerciales, ingeniería y montaje de los equipos.

 

Ana Sancho/Bioenergy International

Publicado en BIE 34

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.