Logo-european bioenergy day 2017 Espana dia de la bioenergiaEl domingo 3 de diciembre le toca a España celebrar su ‘Día de la Bioenergía’, pues a partir de esta fecha y hasta final de 2017 el país podría satisfacer toda su demanda energética exclusivamente con biomasa.

En total 28 días, casi un mes de independencia energética exterior utilizando solo biomasa, “una fuente de energía renovable y propia, que no depende de la importación de petróleo o gas”, enfatiza el presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, AVEBIOM, Javier Díaz. En España la biomasa se usa sobre todo para calefacción residencial y en el sector industrial; y en menor medida, para generar electricidad y biocarburantes.

Espana celebra dia de la biomasa el 3 de diciembre

España se sitúa en el puesto 23 del ranking europeo, junto con Bélgica y lejos de Suecia, que es capaz de abastecerse con biomasa durante nada menos que 132 días. Pero el potencial de recursos biomásicos valorizables como energía está infrautilizado.

Desde AVEBIOM aseguran que solo aprovechando los rastrojos que se queman en el campo (podas de olivo y de frutal o sarmientos) y lo que consumen los incendios forestales en verano (matorrales) se podría rebajar de forma notable el consumo de combustibles fósiles y reducir la dependencia energética, adelantando nuestra celebración del Día de la Bioenergía al 25 de noviembre, como en Francia.

Biomasa disponible e infrautilizada

Según el proyecto Enerbioscrub, que ha estudiado cómo obtener biocombustibles del matorral mediterráneo, y datos del MAPAMA (Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente), sería posible utilizar cada año casi 516.000 toneladas equivalentes de petróleo (TEP) de biomasa proveniente de matorrales gestionados sosteniblemente, equiparables a 1,2 millones de toneladas de base seca.

También se podrían valorizar anualmente 625.600 TEP de podas de olivo (equivalentes a 1,46 millones de toneladas en base seca) y 290.200 TEP de sarmiento (equivalentes a 675.000 toneladas en base seca) para uso energético, según los datos de Biomasud Plus. Otros proyectos, como EuroPruning y S2Biom, señalan que la poda de frutal (dulce, seco y cítricos) añadiría otras 500.000 TEP (equivalentes a 1,3 millones de toneladas en base seca).

Además, si estas biomasas que cada año se generan en España se utilizasen para fines energéticos se reducirían directamente las emisiones provocadas por su quema al aire libre, a parte de evitar emisiones de GEI por sustitución de combustibles fósiles.

Según Javier Díaz, estas cifras evidencian el “papel fundamental” que juega la biomasa en la transición energética. “La bioenergía es la fuente de energía renovable más importante en Europa, y está cerca de sobrepasar al carbón para convertirse en la primera fuente de energía autóctona”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.