Una nueva solución para almacenar pellet aprovechando al máximo el espacio disponible es la apuesta de Uniwok Ibérica. Se trata de un sistema modular que permite habilitar prácticamente cualquier espacio para ubicar un silo de pellets.

Los módulos miden 75 x 75 cm y 30 cm de alto, son de plástico y pueden adoptar diferentes configuraciones en función del espacio existente, en forma de rectángulo, T, U, etc, hasta 5 m de altura.

Todos los módulos se conectan entre sí por un sistema de tuberías de acero que confluyen en un único colector de salida a la caldera. El equipo de combustión debe contar con sistema de alimentación por aspiración para poder conectarse al silo de Uniwok.

Un sistema de conmutación integrado por una centralita, un compresor y válvulas electroneumáticas abre y cierra la aspiración de pellet de cada módulo en función de la disponibilidad de material en cada momento. La centralita puede controlar entre 6 y 12 módulos, pero la aspiración de pellet se produce solo desde uno a la vez, evitando así las pérdidas de carga.

El fondo del silo se termina de configurar con otras piezas llamadas módulos Blind, encargados de crear pendientes de caída hacia las entradas de aspiración.

El sistema asegura un vaciado real de todo el pellet contenido en el silo sin apenas formación de finos.

Disponen de otras opciones, como el sistema RAPS, con conmutación manual y adaptable a silos téxtiles.

El fabricante de los módulos, HOPF, es especialista en termoplástico soplado y es miembro de DEPI, la asociación alemana del pellet.

Usuarios finales, instaladores e incluso fabricantes y distribuidores de calderas visitaron con interés el stand de Uniwok en la Fira de Biomassa de Vic.

Publicado en Bioenergy International BIE35 – marzo 2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.