Desde su base de operaciones en la localidad onubense de San Juan del Puerto, uno de los principales productores de astilla de España, Mulder Biomasa, ha astillado en el último año 600.000 toneladas de biomasa forestal para usos energéticos gracias a sus 16 equipos de astillado y triturado.

El servicio principal de Mulder Biomasa consiste en astillar en campo la biomasa forestal cortada por sus clientes. Otra empresa del Grupo Mycsa, Transbiomasa, se encarga de la distribución mediante una flota propia compuesta por 14 camiones basculantes.

La importancia de una buena logística

La mayor parte de la actividad se realiza en la zona sur de la Península – Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía-, pero la empresa tiene siempre 4 o 5 máquinas desplazadas por levante y la mitad norte, que solo visitan las instalaciones de Huelva para las revisiones mecánicas importantes.

Miguel Ángel Valle, responsable de la logística de máquinas y camiones, explica que para desplazamientos de maquinaria inferiores a 1,5 horas, pueden aceptar tajos más pequeños –alrededor de 200 toneladas-.

Sin embargo, para mover una trituradora a lugares tan alejados como Cataluña o Galicia, al menos deberían asegurar 600-700 toneladas. Una buena planificación del calendario es fundamental para evitar desplazamientos innecesarios y tiempos muertos de la maquinaria.

Para desplazamientos de larga distancia suelen enviar los equipos Biber, con una movilidad mayor por carretera al ir montados sobre camión y ser más ligeros y de menores dimensiones que las potentes Silvator.

Para Miguel Ángel está claro que cuánto menos se mueva la biomasa entera, sobre todo cuando se trata de copas y madera con una mala relación volumen/peso, mejor rendimiento económico, por eso astillar en campo es el único concepto viable ahora mismo para la empresa.

Para evitar el riesgo de incendio forestal, algunas empresas deciden paralizar las operaciones de astillado en monte durante el verano o adoptar un horario que evite las horas de más calor.

Para seguir trabajando en los meses más secos, la empresa cuenta con un plan de incendios, que incluye un vehículo de extinción en el tajo. Además, Mulder ha equipado a todas sus astilladoras con un sistema de autoprotección contra el fuego por supresión de oxígeno a la detección de humo.


 

ENCE, cliente principal

ence planta biomasa huelva 50MW p_miniAunque dan servicio a varias empresas forestales de la zona sur, su principal cliente es ENCE que, con sus dos plantas de biomasa en Huelva, acapara el 70% del volumen astillado al año.

.

Cada cliente requiere una granulometría de astilla específca, adecuada a las características de las calderas que las consumen. Mientras ENCE admite biomasa triturada, otros clientes necesitan astilla G50 o G30 para utilizar en instalaciones de menor potencia.

Las especies sobre las que trabajan habitualmente son eucalipto, material preferido por ENCE, pino y árboles frutales.

En el caso del eucalipto con destino a las calderas de ENCE, el triturado se realiza en campo sobre camión para transportar directamente a planta. La biomasa triturada está compuesta por la copa del árbol y el fuste salvo la primera troza -y en ocasiones también la segunda-, que se derivan al proceso de producción de pasta de celulosa.


 

Parque de maquinaria de Mulder Biomasa

  • 7 astilladoras Biber montadas sobre camión.
  • 7 astilladoras Albach Silvator autopropulsadas.
  • 2 pretrituradores Arjes, preparados para triturar frutales enteros, cepellón, tierra y piedras incluidos.

Albach Silvator

La astilladora más potente de Mulder tiene un rendimiento de 32-38 t/h según tipo y humedad de la madera (125-155 m3/h)

Puede trabajar con material forestal en general, salvo biomasa muy sucia, como tocones o raíces.

Se trata de un vehículo autopropulsado de 10 x 3 m, que puede circular a una velocidad máxima de 50 km/h.

Albach Silvator Diamant

Nueva versión con dimensiones 20 x 2,5 m, que posibilitan que el vehículo pueda circular por autovías a una velocidad de 70 km/h. Con este equipo se pueden realizar desplazamientos más largos, siempre que el volumen a astillar sea considerable, a partir de 1.000 toneladas.

Mulder Albach silvator diamant p_mini

Eschlböck Biber

Son astilladoras montadas sobre camión de 3 o 4 ejes, de las que Miguel Ángel destaca su fiabilidad y la rapidez del servicio que pueden ofrecer a sus clientes.

Son las máquinas que se encuentran desplazadas en la zona norte, donde los acopios suelen ser de menor volumen y no compensa mover las grandes astilladores Silvator.

Mulder Biber p_mini

Eucaliptos, pinos y frutales

La mayor parte de las plantaciones de eucalipto de la zona están bajo la influencia de ENCE, que es prácticamente el único consumidor de esta especie. Las parcelas se suelen cortar cada 3 años cuando los árboles alcanzan los 20-25 cm de diámetro.

Miguel Ángel asegura que, en contraste con la regeneración continua de la superficie ocupada por eucaliptales, normalmente de titularidad privada, los pinares propiedad de los Ayuntamientos se subastan pero no vuelven a repoblarse, al menos a corto plazo.

En la zona norte del levante, donde trabajan las astilladoras sobre camión, abundan las parcelas particulares de pequeño tamaño y pobladas normalmente por pino.

Los árboles frutales también son abundantes por la zona y son un material que si no porta demasiados contaminantes –tierra, piedras, restos de goma del sistema de irrigación- también tiene mercado.

De hecho, en sus inicios, la instalación de San Juan del Puerto se diseñó para refinar y cribar la biomasa pretriturada de árboles frutales que Mulder Biomasa compraba en pie con destino a las calderas de biomasa de ENCE.

La operación se realizaba mediante una trituradora eléctrica Arjes de gran capacidad, pero la línea de negocio se abandonó hace unos meses por los elevados costes de producción.

Un hombre, una máquina

Cada máquina está asignada a un único conductor, que recibe una formación específica para conocer perfectamente su funcionamiento y mantenimiento. “Tienen que saber poner la máquina a trabajar adaptadándola a las condiciones, resolver averías o transmitir el problema por teléfono al taller para obtener ayuda”.

El trabajo es duro, sobre todo para los maquinistas desplazados, y no es tan fácil encontrar gente dispuesta, admite Miguel Ángel, a pesar de que las condiciones económicas son buenas. “Hay que ser joven”, resume con un guiño.

El mantenimiento es una parte esencial de la rutina de trabajo con las astilladoras: cada día se dedica casi 3 horas a esta operación, que incluye una concienzuda aspiración del inflamable polvo que se introduce por todas las rendijas, cambiar cuchillas, comprobar rotores, sinfines, estado de la chapa, latiguillos, rodamientos, filtros, niveles…

De hecho, “cada coche es un taller que lleva todo lo necesario para el mantenimiento normal: motor soldador, compresor, aceite, piezas…”, explica Miguel Ángel.

“¿Una máquina de un millón de euros como la Silvator? No se amortiza nunca…”, reflexiona. Para lograr que su vida útil se prolongue más allá de las 7.000 horas, el gasto en mantenimiento y reposición de partes es constante. El motor debería marcar el final de la vida de trabajo del equipo y no el desgaste de otras partes.

Precios

El precio del pretriturado de frutal oscila entre 30 y 40 €/tonelada en función de la humedad, a su vez muy relacionada con el contenido en tierra.

La astilla con menos de un 25% de humedad se puede pagar a 40-50 €/ton, aunque, admite, es un valor difícil de alcanzar: el proveedor suele tener prisa por colocar el producto en las instalaciones de su cliente, por lo que la madera en tronco permanece poco tiempo en cargadero perdiendo humedad antes de ser astillada.

Ofrecen dos tipos de servicio: cotizado por horas, si el astillado es al suelo y el cliente se encarga de su porte; o, lo que es más habitual, por tonelada astillada sobre camión y puesta en planta.

Fue para garantizar la presencia de camiones apoyando el trabajo de la astilladora y no perder tiempo, y por consiguiente productividad, por lo que decidieron constituir la empresa Transbiomasa.

Miguel Ángel explica que cada vez más clientes prefieren que Transbiomasa se encargue también de los portes y a veces tienen incluso que alquilar camiones a terceros.

Al contar con un parque de maquinaria tan grande, Mulder es capaz de dar un servicio más eficiente que otras empresas en caso de avería de un equipo, asegura Miguel Ángel. “El plazo máximo de reposición de una máquina es de 24 horas. Puede que otros trabajen más barato, pero nosotros garantizamos el servicio, que al final es lo que el cliente busca”.

Grupo Mycsa cumple 40 años
Grupo Mycsa cumple 40 años. Comenzó su actividad en 1977 con la distribución de equipos para la elevación, manipulación y tratamiento de cargas bajo el nombre de Mycsa Mulder. En 2016 el grupo se escindió en 4 sociedades dedicadas a distintas actividades. Una de ellas es Mulder Biomasa, continuadora de la actividad de astillado que ya realizaba bajo el nombre de Mycsa Mulder desde 2012. La instalación de 20 Ha de San Juan del Puerto se inauguró en 2013 para albergar precisamente esta actividad. En Mulder Biomasa trabajan 40 personas y otras 15 en Transbiomasa.

 

Publicado en Bioenergy International nº38 – invierno 2017/18

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.