El fabricante alemán Spanner Re² colocará 25 de unidades de cogeneración con biomasa en una instalación de 1,75 MWe en Japón.

Las 25 unidades de cogeneración con biomasa entrarán en funcionamiento a finales de 2018. Además, en cooperación con su filial japonesa, está implementando otro importante proyecto para la generación combinada de energía y calor mediante el uso de biomasa.

La instalación de las 25 calderas en cascada proporciona una capacidad total de 1.75 MWe y alrededor de 3 MWt a partir de astillas de madera.

El inicio del suministro de electricidad a la red pública está planeado a fines de 2018. La energía térmica generada por la combustión de las astillas se utilizará para calefactar grandes invernaderos que requieren temperaturas muy elevadas durante todo el año.

Hace 10 años, cuando se fundó la empresa, el mercado demandaba instalaciones individuales descentralizadas. Pero ahora, asegura Thomas Bleul, director de Spanner Re2 “vemos crecer la demanda de proyectos de mayor envergadura”.

Con el equipo ‘HKA 70’, con una producción de 68/72 kWe y 120/130 kWt, la compañía pretende dar soluciones a esta creciente tendencia. “A través de los sistemas montados en cascada, el rango de potencia puede extenderse hasta 2 MWe, adaptándose a los requisitos del cliente”, explica Bleul.

La central con varias calderas en cascada garantiza un suministro de energía básico elevado incluso durante los trabajos de mantenimiento. También el precio resulta más competitivo en comparación con la instalación de una sola caldera, lo mismo que la eficiencia, superior al 90%, aseguran desde Spanner.

El mantenimiento puede llevarse con medios propios del cliente, incluidos el de los motores producidos en serie, lo que abarata sensiblemente los costes.

Más información en www.holz-kraft.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.