La multinacional Veolia ultima en Móstoles una de las redes de calor con biomasa más grandes de España, Móstoles Ecoenergía, financiada enteramente por capital privado y con la que pretende suministrar energía térmica a 6000 viviendas durante los próximos 50 años.

La primera fase suministrará calor para calefacción y ACS a 3.000 viviendas a través de 4 km de red y 16 puntos de enganche correspondientes a distintas mancomunidades compuestas, cada una, por varios bloques de viviendas. La inversión en esta fase es de 7 millones de euros, si bien podría alcanzar los 12 millones de euros cuando la red llegue a otras 3.000 viviendas más. Mediante contratos de 10 y 15 años con las comunidades de vecinos, la empresa se encargará del suministro ininterrumpido de energía durante las 24 horas del día, los 365 días del año, los próximos 50 años

Argumentos para conectarse

Laura Arias, subdirectora de desarrollo de la compañía, enumera los objetivos del proyecto: abaratar el coste energético de las viviendas en un 15%; reducir sus emisiones anuales de CO2 en 9000 toneladas y mejorar así su calificación energética; y remozar las obsoletas instalaciones de generación con combustibles fósiles –gasóleo, gas natural, e incluso carbón- de las comunidades de vecinos sin ninguna inversión por parte de estos.

Pero no ha resultado sencillo “enganchar” a los primeros 3.000 vecinos. “Ha sido un trabajo de concienciación puerta a puerta, convenciéndoles de la fiabilidad del sistema”, asegura Laura. Uno de los argumentos de más calado ha sido la garantía de estabilidad del precio de la energía suministrada con biomasa, indexada al IPC anual, frente a la volatilidad de los precios del petróleo.

Aunque el precio de la biomasa es inferior al de los combustibles fósiles a lo largo de los años, la caida del precio del petróleo en los últimos meses no facilita la tarea de lograr nuevos clientes. Laura señala la capacidad de Veolia para soportar situaciones como esta, a la espera del alza lógico y no muy lejano de los precios del crudo.

12 MW de generación de energía

La central de producción de energía se encuentra en una nave forrada elegantemente de madera, situada en el polígono industrial Padro Regordoño y cedida en concurso público por el Ayuntamiento de Móstoles. Se ubica estratégicamente frente a los bloques de viviendas a los que suministra energía.

Dos calderas de 5 MW y otra de 2 MW se encargan de producir agua caliente necesaria, a 100ºC y 2-4 bar, para satisfacer la demanda de energía térmica útil para calefacción y ACS de los edificios conectados.

Las calderas Uniconfort seleccionadas son pirotubulares, de parrilla móvil, con encendido automático y gran margen de regulación de potencia.

La depuración de gases se compone de una primera etapa con multiciclón y una etapa posterior con filtro de mangas. Se ha buscado garantizar el cumplimiento no solo de la normativa actual sobre emisiones, sino de la prevista a corto-medio plazo por la UE.

Las cenizas recogidas en el fondo del hogar, el multiciclón y el filtro son recogidas por gestores especializados en este tipo de residuos.

Toda la instalación está monitorizada y telegestionada desde el puesto central de supervisión. También se ha implementado un sistema de contaje y monitorización de consumos y rendimientos de los equipos.

Para casos de emergencia se ha instalado un grupo electrógeno de 350 kVA, situado en un local específico junto al centro de transformación, que permitirá en caso de fallo de suministro eléctrico mantener las calderas en condiciones de seguridad.

astilla dh mostoles

Astilla suministrada por Enerbosque

Biocombustible

Todo el biocombustible que se emplea en la central es astilla de origen forestal y es suministrado por la filial de Veolia, Enerbosque. Esta integración vertical, asegura Laura, les permite controlar los costes y, sobre todo, la calidad del material. El consumo esperado es de 6.000 t/año.

La astilla se almacena en un silo con piso móvil, enterrado y con capacidad para garantizar el abastecimiento durante 5 días de máxima demanda de calor. El transporte y dosificación a caldera se realiza por redler, lo que evita atascos en caso de presencia de biomasa de mayor tamaño al esperado (G100 con 30% de humedad).

La cubierta del silo resiste una carga rodante de 40 toneladas. Un sistema de canalización integrado recoge el agua de lluvia y evita su infiltración en el interior.

La red de distribución

Desde el colector principal donde se acumula el agua caliente producido en las calderas, un grupo de bombeo de caudal variable se encarga de la distribución a los puntos de consumo. La tubería de salida está dimensionada para la futura ampliación de proyecto y tiene un diámetro DN300.

Toda la red de tuberías se encuentra enterrada desde la central hasta cada una de las 3 subestaciones que distribuyen a las 16 zonas consumo, donde se encuentran los intercambiadores de calor que enganchan con las instalaciones de reparto existentes en cada comunidad de propietarios.

Se han empleado tuberías de acero al carbono INPAL, preaisladas con espuma de poliuretano y con cubierta de protección exterior de polietileno de alta densidad PEAD con función hidrófuga.

Todos los accesorios (tés, codos, puntos fijos, compensadores, reducciones, válvulas, juntas etc) vienen aislados en fábrica para garantizar la estanquidad del conjunto, mínimas pérdidas de calor del fluido y una mejor resistencia a la corrosión sin que le afecten las corrientes erráticas.

Las tuberías preaisladas están formadas, de interior a exterior, por los siguientes componentes:

  • Tubería portadora de acero electro-soldado.
  • Aislamiento térmico de poliuretano de alta densidad con sistema de detección y localización de fugas y/o humedades.
  • Cubierta exterior de polietileno de alta densidad tratada contra rayos ultravioletas, capaz de resistir las solicitaciones mecánicas y absorber los movimientos de expansión transmitidos desde la tubería portadora.

La tubería preaislada incopora un sistema de detección de humedad y fugas mediante una línea de cable embebida en el interior del aislamiento que, en caso de entrar en contacto con agua, emite una señal de advertencia.

Esquema con las tres partes que componen el sistema hidráulico de la red

Esquema

  • Circuitos primarios desde las calderas y sus bombas hasta los colectores
  • Red de distribución de agua caliente, con sus bombas secundarias
  • Subestaciones con intercambiadores, donde se conectarán las instalaciones interiores actualmente existentes

 

….

La red de calor Móstoles Ecoenergía es un proyecto desarrollado por la empresa Móstoles District Heating, participada por sus socios promotores, el Fondo SCEEF I gestionado por SUMA Capital y VEOLIA, que aportan el 90% de la inversión. El IDAE ha aportado mediante el programa PAREER 2,2 M€.

Veolia se encarga del mantenimiento de 692 redes de calor (8.884 km y 21.100MW de potencia) por todo el mundo. Las que se alimentan con biomasa proporcionaron en 2015 una energía de 6.031.665 MWH (PCI).

Veolia España mantiene 12 redes de calor con diferentes fuentes de energía. Su facturación en 2015 fue de 260 millones de euros, gracias a una plantilla de cerca de 2.500 empleados y a la gestión de más de 6.900 instalaciones.

Suma Capital es una gestora independiente de inversiones. Su fondo SC Energy Efficiency Fund es el primero en España que apoya iniciativas dirigidas al ahorro energético llevadas a cabo por Empresas de Servicios Energéticos o ESCOs.

Enerbosque es una sociedad de servicios forestales para la producción de biomasa. Gestiona fincas de eucaliptos ordenadas para su aprovechamiento como cultivo energético en Extremadura y biomasa forestal procedente de fincas no ordenadas o de pinos. Puede suministrar hasta 6.000 ton/mes. En 2015 produjo 70.000 toneladas de biomasa.

Pécs, referencia mundial en gestión energética de red con biomasa

Desde 2013, los 170.000 habitantes de la ciudad húngara de Pécs se calientan mediante una red de calor que utiliza biomasa. Cada año usan 400.000 toneladas de madera y 180.000 toneladas de paja para calentar 31.000 viviendas y 450 edificios públicos, evitando además la emisión de 400.000 toneladas de CO2.

 

Más información en www.veolia.es

Ana Sancho/Bioenergy International nº32 (junio 2016)

con información de Veolia

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.